Tendencias
Pies inflamados
Pies inflamados - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Estos son los mejores alimentos para combatir la retención de líquidos

La disminución de la ingesta de sodio es fundamental para prevenir la edema.

En algunas ocasiones, las personas pueden tener la sensación de piernas cansadas, pesadez y hormigueo, otros presentan aumento del perímetro abdominal y aumento de peso inexplicable. Estos son algunos de los síntomas que se relacionan con la retención de líquidos. Por lo general, es común que se presente en las personas adultas y, en especial, en las mujeres.

La edema, también conocido como retención de líquidos, ocurre cuando se acumulan líquidos en los tejidos del cuerpo. Esto suele ocurrir en los tobillos, las piernas, las muñecas y los pies; pero puede afectar todo el cuerpo. La zona que presenta esta condición se observa de forma abultada o hinchada y la piel tiene un aspecto estirado y brillante, en algunas ocasiones.

La hinchazón, producida por la acumulación de líquidos, puede darse por diferentes causas, como el exceso de consumo de sal, quemaduras de sol, insuficiencia cardíaca, problemas hepáticos por cirrosis, embarazo, enfermedad de los riñones, problemas relacionados con los ganglios linfáticos, algunas medicinas, tiempo excesivo de pie o sentado, y cuando hace calor, señala Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Alimentación

La alimentación es fundamental para que el organismo funcione de la manera correcta y tenga un funcionamiento óptimo. Para la retención de líquidos el tratamiento se concentra en una dieta baja en sodio. Por esto, se deben disminuir el consumo de fuentes de sodio como la sal, debido a que la sal atrae el agua, por lo que más sal se ingiera, más agua se retendrá, explica la Fundación del Corazón. Asimismo, menciona algunas recomendaciones al momento de incluir los alimentos necesarios para una dieta balanceada y disminuir la retención de líquidos en el cuerpo.

  • En vez de utilizar la sal de mesa para dar sabor a las comidas, se pueden usar hierbas, especias, vinagre o limón.
  • Pescados: se puede incluir todos los pecados en la dieta, excepto los que están conservados, salados o ahumados.
  • Verduras: son beneficiosas para el organismo, debido a que tienen cantidades mínimas de sodio. Sin embargo, se debe evitar el consumo de verduras que estén enlatadas, debido a los conservantes con alto contenido en sodio que tienen.
  • Lácteos: los quesos sin sal son perfectos para incluir en la alimentación, al igual que la leche y los yogures.
  • Carnes: se pueden incluir las carnes magras (ternera, cerdo, pollo, pavo y conejo). Se debe tener en cuenta que deben ser carnes frescas y no embutidos, conservados o ahumados, ya que contienen niveles altos de sodio.
  • Salsas: respecto a las salsas que se suelen comprar en el supermercado, como la salsa de mayonesa, de tomate, entre otras, se deben evitar.
  • Cereales: en lo posible, disminuir el consumo de galletas y aperitivos con sal.
  • Agua: si se va a comprar agua mineral, revisar que el contenido de sodio sea menos de 50 mg/litro.

Recomendaciones

Además de una alimentación balanceada, existen algunos hábito que pueden contribuir a tener pies hinchados. Por ejemplo, tener sobrepeso u obesidad, la ausencia de actividad física y usar zapatos que no son de la talla adecuada o que incomodan.

Medical News Today brinda algunas sugerencias para tener en cuenta en la rutina diaria y evitar la retención de líquidos en los pies, una de las zonas más comunes.

  • Mantenerse hidratado. Es importante consumir el agua suficiente. Los expertos recomiendan al menos tomar ocho vasos de agua durante el día.
  • Realizar actividad física o deporte. Hacer ejercicio durante aproximadamente 30 minutos. Es fundamental mantener el cuerpo activo.
  • Si hay hinchazón en los pies o piernas se pueden utilizar medias de compresión para aliviar esta condición.
  • Incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio, ya que contribuye a disminuir la posibilidad de retención de líquidos.