salud

Inflamación abdominal: con estos consejos prácticos podrá ser evitada

Entre las recomendaciones que destacan los expertos está reducir, en la medida de lo posible, el consumo de sal.


La inflamación abdominal, también conocida como abdomen hinchado, vientre inflamado, hinchazón del abdomen, distensión abdominal o abdomen distendido se presenta cuando la zona ventral es más grande de lo normal. MedlinePlus, un servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, explica que la “hinchazón o distensión abdominal con frecuencia es provocada por comer en exceso, más que por una enfermedad grave”.

Pese a que esta es la causa más común, el portal precisa que la inflamación abdominal también puede ser causada por otros factores, como: deglución de aire (un hábito nervioso), acumulación de líquidos en el abdomen (esto puede ser un signo de un problema grave de salud), gases en el intestino por comer alimentos ricos en fibra (como frutas y verduras), síndrome del intestino irritable, intolerancia a la lactosa, quistes ováricos, oclusión intestinal parcial, embarazo, síndrome premenstrual (SPM), miomas uterinos o aumento de peso.

MedlinePlus explica que cuando la inflamación abdominal es producto de la ingesta de una comida pesada la molestia pasará una vez el organismo digiera el alimento, por lo que entre los consejos que destaca está que las personas consuman porciones pequeñas para prevenir la hinchazón.

No está de más recordar que, en la medida de lo posible, los alimentos deben ser muy bien masticados en la boca, casi hasta que se conviertan en papilla para tragarlos. Este es quizá el consejo que reina sobre todos los demás.

Beber al menos dos litros de agua al día también puede ayudar a evitar la hinchazón abdominal, pues su ingesta ayuda a mejorar la función renal y arrastra las toxinas. Se deben evitar las bebidas que contengan gas. En esta misma línea, los expertos recomiendan evitar el consumo de algunos alimentos ricos en fibra que pueden ser causantes de flatulencia. En cambio, para las personas que necesiten el consumo de fibra para ir al baño con regularidad se recomienda consumir la fibra soluble que se encuentra en los zumos de algunas frutas.

Los expertos también hablan de reducir, en la medida de lo posible, el consumo de sal y, por supuesto, evitar los alimentos ricos en sal. Las infusiones de menta o de camomila pueden ayudar a evitar la inflamación abdominal, una taza al día puede hacer la diferencia.

La alimentación juega un papel importante en torno a la hinchazón abdominal; sin embargo, hay otro hábito que puede ayudar a mejorar el tránsito intestinal: eliminar el exceso de líquidos. También es muy bueno para la salud el ejercicio regular. Practicar ejercicio es clave para el buen funcionamiento del organismo, se debe procurar hacer un promedio de 30 minutos de ejercicio a diario.

En los casos de una distensión del abdomen causada por deglutir aire, el portal recomienda que las personas eviten: las bebidas carbonatadas, masticar goma de mascar o chupar caramelos y beber líquidos con pitillo o tomar sorbos de la superficie de una bebida caliente. Sumado a estos consejos, recomienda comer lentamente.

“Cuando la distensión abdominal es causada por malabsorción, intente cambiar su dieta y reducir el consumo de leche. Hable con su proveedor de atención médica”, afirma MedlinePlus. En caso tal de que la hinchazón abdominal se deba a los síntomas del síndrome del intestino irritable, se recomienda disminuir el estrés emocional, incrementar la cantidad de fibra en la dieta y consultar al médico para saber qué tratamiento seguir.

Los expertos de MedlinePlus recomiendan consultar al médico si: la hinchazón abdominal está empeorando y no desaparece, la hinchazón se presenta con otros síntomas inexplicables, el abdomen es sensible al tacto, se presenta fiebre, hay diarrea intensa o heces con sangre o si la persona no puede comer o beber por más de 6 a 8 horas.