vida moderna

¿Cómo se usa el romero para aliviar el dolor en las articulaciones?

Este tipo de remedios no reemplazan un tratamiento médico.


El dolor en las articulaciones puede ser causado por lesiones o enfermedades subyacentes. Las más asociadas a este malestar es la artritis y el dolor muscular. Este dolor puede ser suave y causar malestar al realizar actividades específicas. Asimismo, “puede ser intenso y hacer que hasta los movimientos limitados, particularmente levantar peso, sean extremadamente dolorosos”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, algunas de las causas incluyen:

  • Enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoidea y el lupus.
  • Bursitis.
  • Condromalacia rotuliana.
  • Cristales en la articulación -- gota.
  • Infecciones causadas por un virus.
  • Lesión, como una fractura.
  • Osteoartritis.
  • Osteomielitis (infección del hueso).
  • Artritis séptica (infección articular).
  • Tendinitis.
  • Esfuerzo o sobrecarga inusual, lo que incluye distensión muscular o esguinces.

Remedio casero para aliviar el malestar

El sitio web Panorama destaca los beneficios de un remedio casero con romero para aliviar el dolor en las articulaciones. Cabe resaltar que antes de aplicarlo es importante consultar con un doctor.

Ingredientes

  • 1 puñado de romero seco.
  • 3 cucharadas de manteca de karité (también puede ser aceite de coco).
  • 1 recipiente (previamente lavado y desinfectado).
  • 100 mililitros de aceite de oliva.

Procedimiento

  1. En una taza, agregar el romero fresco.
  2. Añadir el aceite de oliva.
  3. Agitar muy bien.
  4. Conservar en un lugar, lejos del sol y fresco, por una semana.
  5. Luego de este tiempo, agitar nuevamente y volver a conservar por otra semana más.
  6. Pasado el otro tiempo, colar el aceite y depositar en un nuevo recipiente.
  7. Derretir la manteca karité a baño maría y agregar al recipiente.
  8. Añadir el aceite de romero.
  9. Revolver muy bien para que todos los ingredientes se integren.
  10. Aplicar en las zonas donde se presenta malestar.

Artritis

La artritis es la inflamación de una o varias articulaciones. Según Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen más de 100 diferentes tipos de artritis.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos insisten en que es importante recibir atención médica oportunamente para combatir la enfermedad, pues cada tipo de artritis requiere de un tratamiento diferente. “Para diagnosticar la artritis reumatoide, los médicos utilizan su historia clínica, exámenes físicos, radiografías y análisis de laboratorio. No hay una única prueba para detectar la enfermedad, y no es fácil de diagnosticar”.

¿Cómo prevenir la artritis?

El ejercicio es una de las herramientas para prevenir los problemas en las articulaciones. La actividad física “fortalece los músculos alrededor de las articulaciones y les ayuda a trabajar mejor”, indica Medline Plus.

En caso de tener una afección articular, también es la mejor opción para tratar la enfermedad y aliviar el dolor. Se debe tener en cuenta que la actividad física no debe implicar esforzar las articulaciones. “Algunos ejemplos incluyen caminar, andar en bicicleta y nadar. Hacer actividad física también puede retrasar el comienzo de la discapacidad relacionada con la artritis y ayudar a las personas con artritis a manejar otras afecciones crónicas como la diabetes, la enfermedad cardíaca o la obesidad”, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Para las personas que tienen artritis, hacer ejercicio puede preocuparlas, debido a una posible lesión. Para evitar esto y hacerlo de forma segura, los CDC brindan varias recomendaciones:

  • Comenzar con poca actividad física y aumentar poco a poco.
  • Cambiar la actividad cuando los síntomas de la artritis se incrementen.
  • Realizar ejercicios que no lleven a esforzar las articulaciones.
  • Hacer ejercicio en lugares seguros.
  • En caso de tener dudas, consultar a un doctor para conocer a profundidad cómo se puede realizar actividad física teniendo esta condición.