Tendencias
Una sana alimentación es indispensable para mantener la salud del cerebro y evitar síntomas como irritabilidad, nerviosismo, cansancio, falta de atención, fallos de memoria y de concentración. Foto: Gettyimages.
El incesante bombardeo de noticias y el sonido de los mensajes de WhatsApp hacen que poner el foco en una actividad sea una tarea de titanes. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Concentración: consejos avalados por la ciencia para mantenerla y mejorarla

Las constantes reuniones, los compañeros que interrumpen sin necesidad, los mensajes de texto, las llamadas telefónicas y las distracciones de todo tipo disminuyen el rendimiento.

La concentración es un factor crucial a la hora de realizar ciertas actividades. Por eso, uno de los mayores enemigos de la productividad es la falta este. Según la Real Academia de la Lengua Española, la concentración es “la acción y efecto de centrar intensamente la atención en algo”.

Las constantes reuniones, los compañeros que interrumpen sin necesidad, los mensajes de texto, las llamadas telefónicas y las distracciones de todo tipo disminuyen el rendimiento y hacen que se malgaste una gran cantidad de tiempo y energía, no solo en el trabajo, sino en cualquier actividad.

Además, el incesante bombardeo de noticias y el sonido de los mensajes de WhatsApp “reclamando un vistazo”, hacen que poner el foco en una actividad sea una tarea de titanes. Incluyendo pensamientos sobre la situación actual o el cambio en el patrón de actividades, según la revista Vogue España.

Dedicar solo por 30 o 40 minutos a una tarea específica y durante ese tiempo alejar la mente de cualquier otra cosa.

Por las razones mencionadas y con el fin de aclarar aspectos o circunstancias para potenciar la focalización, el portal Psicología y Mente recopiló algunas estrategias y técnicas que pueden ayudar a mejorar estas capacidades para la vida diaria:

Escribir con papel y bolígrafo

  • Actualmente la gente está acostumbrada a escribir las cosas en el teclado del computador, un método de escritura automático que permite muchas cosas positivas; sin embargo, no es lo mejor para la concentración ni para la memoria.
  • Al escribir a mano, el cerebro hará un esfuerzo superior para concentrarse y recordará más fácilmente los datos y apuntes que salgan de su mismo puño y letra.
  • “Una mejor concentración cuando redactamos las ideas será un apoyo para nuestra memoria a largo plazo, que será capaz de rescatar esos datos días e incluso semanas después”, según explica Lizette Borreli para Medical Daily.

Descansar las horas suficientes

Mascar chicle

  • Según distintos estudios científicos masticar chicle ayuda a recordar información en el corto plazo.
  • Además, puede ser un elemento que permita una buena concentración en la tarea a realizar, sobre todo en exámenes y pruebas que precisen de nuestra memoria auditiva y visual.

Dibujar en clase

  • Este consejo es bastante contraintuitivo. Cuando se está asistiendo a una clase magistral o a una conferencia, es buena idea dibujar pequeños garabatos en un bloc de notas o cuaderno, según lo afirma un estudio publicado en la revista Time.
  • No es necesario dibujar figuras concretas, cualquier cosa vale. Esto logrará combatir el aburrimiento y retener mejor aquella información que dice el exponente o profesor.

Gestionar el estrés

  • Para que la mente pueda realizar una actividad cognitivamente demandante durante un rato, necesita gozar de un estado mental que no sea ni excesivamente relajado (que induciría al sueño y a la escasa retención de datos) ni excesivamente activo (en cuyo caso afecta el sistema nervioso, el cual no deja focalizar la mente en una sola tarea).
  • Dedicar solo por 30 o 40 minutos a una tarea específica y durante ese tiempo alejar la mente de cualquier otra cosa.
  • Acompañar las actividades con música relajante o con el género de música favorito, pero que no distraiga.
  • Apagar todo los aparatos y distractores. El móvil, la televisión y las redes sociales son verdaderos enemigos de la concentración, según el portal Mejor con Salud.
  • Algunos trucos para gestionar el estrés son tan simples como apretar fuerte el puño o una pelota antiestrés, durante un minuto. Este acto va a liberar tensiones por un buen rato.

Jugar al ajedrez

  • Según un estudio publicado en Science Direct, este juego exige una gran capacidad de concentración para analizar cada situación que se produce en el tablero, tomar decisiones acertadas y anticipar la mente a los movimientos del rival.
  • Es una actividad perfecta para desarrollar ambas capacidades, además de aumentar la habilidad para el razonamiento lógico y estratégico.

Evitar distracciones y encontrar un lugar adecuado

  • Se ha demostrado que el ruido ambiental afecta el rendimiento al realizar una tarea que requiere concentración (por ejemplo, un examen). Cuando menos ruidoso sea el entorno, más en forma estarán las habilidades cognitivas.
  • Si se quiere focalizar al 100 % en una tarea, es buena idea encontrar un espacio cómodo y sin distractores. Además, el portal Psicología y Mente destaca que la temperatura del espacio en cuestión no sea ni demasiado frío, ni demasiado caluroso. Sobre unos 20 ºC - 23 ºC es una temperatura en la que casi todos se sienten cómodos.
  • En cuanto al ruido, hay personas que pueden mantener la concentración estando expuestas a este, siempre que no sea muy fuerte y sea monótono, pero no es lo habitual.