Tendencias
El café sigue siendo consumido en diferentes países y siendo motor de diversas economías.
La cafeína aumenta la serotonina y la acetilcolina, lo que estimula al cerebro y estabiliza la barrera hematoencefálica. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Cómo tomar café para mejorar la memoria, según Harvard

Los granos de café contienen trigonelina, que activa los antioxidantes que protegen los vasos sanguíneos del cerebro.

Tomar café es uno de los hábitos más recurrentes en la sociedad. Se puede beber al desayuno, entre comidas, a la hora de las onces o realmente a cualquier hora del día. Además, es parte de la vida de casi todos los adultos, pues muchos lo consumen al despertarse en las mañanas, mantener la energía en las actividades diarias o incluso hay algunos que lo utilizan antes de hacer ejercicio para quemar más calorías con los entrenamientos específicos.

Un estudio realizado por Boukje van Gelder y sus colegas en el 2017, publicado en la National Library of Medicine, analizó a cientos de hombres mayores durante un periodo de 10 años, esto para ver si el café realmente los protegía del deterioro cognitivo. Los investigadores descubrieron que quienes tomaban café tenían menos deterioro cognitivo que los que no lo hacían. De acuerdo con el estudio, los beneficios son mayores cuando se toman tres tazas al día (no más y no menos).

Existe una forma de tomar que lo hace útil para proteger al cerebro y mejorar las capacidades de la memoria. (Foto: Thinkstock)

Café para la memoria

La doctora Uma Naidoo, psiquiatra nutricional de la Harvard Medical School y autora de This is Your Brain on Food, afirma que el café tiene tres puntos que hay que tener en cuenta en relación con el cerebro y sus funciones:

  • Los micronutrientes del café ayudan a prevenir daños de los tejidos por los radicales libres a los que el cuerpo se expone todos los días.
  • Los granos de café contienen trigonelina, que activa los antioxidantes que protegen los vasos sanguíneos del cerebro.
  • La cafeína aumenta la serotonina y la acetilcolina, lo que estimula al cerebro y estabiliza la barrera hematoencefálica (que impide la entrada de bacterias).

Por otro lado, Naidoo asegura que el café tiene efectos positivos cuando se toma en moderación. Por ejemplo, es bueno para el corazón y existe una forma de tomarlo para hacerlo todavía más útil en la protección del cerebro y el mejoramiento de las capacidades de la memoria:

Evitar comprar café y mejor hacerlo en casa

No está prohibido ir a la cafetería, pero preparar el café en casa es mejor por varias razones. Primero, se ahorra dinero y se evitan gastos innecesarios, y segundo, prepararlo en casa da el control de la cantidad que hay en la taza. Además, se puede reducir el azúcar, elegir ingredientes más saludables y evitar productos procesados que pueden provocar inflamación en el cerebro.

Inteligencia corporal

La experta de Harvard señala que no todas las personas reaccionan de la misma manera ante la cafeína, por lo cual se debe estar atento a la forma en la que el cuerpo se sienta cuando toma café. Si la persona no se siente bien, entonces probablemente no es bueno para su cuerpo.

Tomar por la mañana

Se trata de tener una rutina matutina, que es una de las cosas que ayudan a mantener el cerebro en buenas condiciones. Igualmente, tomar café como parte la rutina por las mañanas puede ayudar con los niveles de energía, a mejorar el estado de ánimo e, incluso, a tener una mayor productividad y concentración.

Sin embargo, es importante no excederse con la cantidad. Además, dejarlo solo en las mañanas es fundamental si la persona tiene problemas para dormir, ya que la cafeína puede afectar los patrones de sueño y, por lo tanto, esta falta de sueño puede afectar al cerebro.

Otros estudios

Según un trabajo publicado en el Journal of Alzheimer Disease, el café puede retrasar el deterioro cognitivo y hacer que enfermedades como el alzhéimer tarden más en aparecer.

Este trabajo se realizó en las universidades de Florida y de Miami (Estados Unidos) y se concluyó que el consumo regular de dos tazas diarias de café evitaba la aparición de demencias o retrasaba su inicio en personas mayores de 65 años.

Según un trabajo publicado en la revista británica de psicología Journal of applied social Psychology, tomar café moderadamente (no más de dos tazas al día) es adecuado sólo para las mujeres en situaciones de estrés, pero no para los hombres.

Se demostró que en las mujeres se eleva la dopamina, lo cual las hace ser más centradas y efectivas en el trabajo. Sin embargo, en los hombres, aumenta su nerviosismo e, incluso, su agresividad.

Un estudio elaborado por la Universidad Johns Hopkins demostró que beber con moderación café mejora el rendimiento de la memoria, sobre todo si se hace luego de realizar tareas específicas.