vida moderna

¿Cuánto cabello es normal que se caiga al día?

Tanto hombres como mujeres tienden a perder el grosor y la cantidad de cabello con la edad.


La pérdida del cabello (alopecia) puede afectar solo al cuero cabelludo o a todo el cuerpo, y puede ser temporal o permanente, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, puede ser el resultado de la herencia, cambios hormonales, afecciones médicas o una parte normal del envejecimiento, pero es importante señalar que las personas suelen perder de 50 a 100 hebras de cabello al día y, normalmente, esto no se nota porque crece cabello nuevo al mismo tiempo. Por ello, la pérdida del cabello ocurre cuando el nuevo no reemplaza al que se ha caído.

Otro factor que podría estar deteriorando el cabello es la sal del champú. Por tal razón, los expertos recomiendan evitar estos productos, aunque si no puede conseguir un champú que no contenga sal, se puede optar por elegir alguno elaborado con ingredientes 100 % naturales.

Asimismo, la pérdida de cabello también está asociada con la alimentación y puede significar que hay un déficit de minerales como el hierro, zinc, cromo, magnesio o potasio. Además, puede significar que hay resecamiento en el cuero cabelludo por el sol y por eso es importante proteger el cabello de los rayos solares y otras fuentes de luz ultravioleta, lo cual afecta las propiedades elásticas del cabello.

De acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, otras causas de la pérdida de cabello, especialmente si es un patrón inusual, incluyen alopecia areata (parches de calvicie que se dan en el cuero cabelludo, la barba y posiblemente las cejas; las pestañas se pueden caer); anemia; trastornos autoinmunitarios como el lupus; quemaduras; ciertas enfermedades infecciosas como la sífilis; uso excesivo de champú y del secador; cambios hormonales; enfermedades tiroideas; hábitos nerviosos como arrancarse el cabello continuamente o frotarse el cuero cabelludo; radioterapia; tiña de la cabeza (tiña del cuero cabelludo); tumor del ovario o de las glándulas suprarrenales; peinados que ponen demasiada tensión en los folículos del cabello o infecciones bacterianas del cuero cabelludo.

Sobre la misma línea, el diario Qué! reveló que la falta de algunas vitaminas como la C, la biotina, vitaminas B, vitamina A, vitamina E y vitamina D, podrían generar que el cabello se caiga.

Por tal razón, para evitar la falta de vitaminas se debe tener una alimentación balanceada y saludable que incluya proteínas, carbohidratos, grasas, frutas y verduras.

La entidad sin ánimo de lucro explicó que hay que consultar a un médico si la persona nota pérdida del cabello repentina o en parches, o si hay más caída que la habitual cuando peina o lava el cabello.

Por su parte, para mantener un cabello sano, brillante y fuerte es importante cortar las puntas de manera permanente, usar solo la cantidad necesaria de champú y aplicar mascarillas para hidratarlo y reconstruirlo. Sin embargo, antes de hacerlo, es importante tener claro si el cabello es seco o grasoso para poder saber qué mascarilla aplicar. Si no se sabe, se puede consultar un experto.

El cabello debe cepillarse varias veces al día, pues esto favorecerá el crecimiento, ya que se estimula la circulación sanguínea, facilita la oxigenación de las células y favorece la restauración del cabello maltratado y opaco.

De igual manera, para tener el cabello sano no hay que lavarlo tan seguido, porque el agua y los productos de limpieza le quitan al cabello sus aceites naturales que lo ayudan a mantener la hidratación. En consecuencia, lavarlo cada dos o tres días es lo recomendable. Además, lo más aconsejable es utilizar agua tibia, que no supere los 36º C y acabar el lavado con agua fría, para cerrar y sellar las cutículas y conseguir así más brillo.