salud

¿Cuántos pasos se deben dar al día para mejorar la salud?

Mantener un estilo de vida saludable disminuirá el riesgo de adquirir varias enfermedades.


La actividad física es buena para la salud, pues sirve para bajar de peso, fortalecer los músculos y los huesos, prevenir enfermedades del corazón, controlar los niveles de azúcar en la sangre y mejorar el estado de ánimo, entre muchos otros beneficios.

Hacer ejercicio físico también aumenta las posibilidades de vivir más tiempo, pues según el portal MedlinePlus, diversos estudios muestran que la actividad física puede reducir el riesgo de morir prematuramente como consecuencia de enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer.

Según este sitio especializado, nunca es tarde para empezar a ejercitar el cuerpo y encontrar maneras de incluir el ejercicio en la rutina diaria. Lo ideal es tratar de realizar la cantidad recomendada de actividad física de acuerdo con la edad, lo que le ayudará a la persona a sentirse mejor, todo acompañado de una alimentación saludable.

Caminar es uno de los ejercicios más recomendados por expertos pues además de mejorar el estado de salud, la probabilidad de tener lesiones realizándolo es mínima. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda caminar 10.000 pasos al día, lo que se traduce en una distancia de siete kilómetros.

Según el entrenador personal Martín Giacchetta, citado por el medio Abc.es, una persona se considera sedentaria cuando solo camina entre 3.000 y 4.000 pasos al diarios. Por lo que se aconseja triplicarlos para convertirse en una persona activa.

Así mismo, Giacchetta aconseja que el ritmo al que se camine no sea muy lento, pues, aunque también ayuda, no lo hace de la misma forma que caminar rápido y, si es posible, apretando el abdomen.

Alguno consejos para completar dicha cantidad de pasos manteniéndose saludable son:

  • Mantener una postura correcta, la espalda y las articulaciones lo agradecerán.
  • Caminar por la sala mientras se atiende el teléfono.
  • ¡Todos los pasos cuentan! Ya sea haciendo la compra, llevando a los niños al colegio o limpiando la casa.
  • Elegir las escaleras en vez de el ascensor.
  • Mantener una actitud activa, por ejemplo, si se pueden hacer dos viajes en vez de uno, hacerlo.
  • Aparca lejos el coche, cuando el tiempo lo permita, para poder caminar un poco más.

Hay que tener en cuenta que, después de culminar una rutina de ejercicios, hay que mantenerse en movimiento el resto del día. Pues, si se mantiene una vida sedentaria después de ejercitarse, es posible que no se consigan los objetivos deseados.

Pautas para iniciarse en la actividad física

El Grupo Interno de Actividad Física de Coldeportes reveló las principales recomendaciones para iniciarse en este campo y poder participar de este tipo de actividades:

  1. Cuando se realice una sesión de actividad física hay que iniciar con una fase de calentamiento que incluya ejercicios de movilidad articular y baja intensidad, cuando se finalice la sesión no hay olvidar realizar la vuelta a la calma disminuyendo la intensidad de los movimientos y realizando estiramientos.
  2. Distribuir la cantidad de actividad física durante la semana es lo ideal, se recomienda realizar las actividades 3 días a la semana como mínimo, esto ayuda a disminuir el riesgo de lesiones y fatiga.
  3. Se debe iniciar aumentado los minutos de actividad física, luego hay que incrementar el número de días y posteriormente la intensidad del esfuerzo.
  4. Realizar sesiones mínimas de 10 minutos.
  5. Cuando se realicen ejercicios de fortalecimiento muscular se aconseja incluir el mayor número de grupos musculares tales como piernas, cadera, espalda, brazos, hombros, pecho y abdomen realizando de 8 a 12 repeticiones y de 2 a 3 series por grupo muscular.
  6. Hidratarse preferiblemente con agua, es lo que recomiendan los expertos antes, durante y después de realizar actividad física.