vida moderna

Diuréticos naturales para combatir la retención de líquidos

Se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier tipo de producto para el tratamiento de una afección.


El edema es la retención de líquidos en el cuerpo. Esto provoca hinchazón, debido a el exceso de líquido atrapado en los tejidos del cuerpo. “Si bien el edema puede afectar cualquier parte del cuerpo, se puede observar con mayor frecuencia en las manos, los brazos, los pies, los tobillos y las piernas”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Síntomas

  • Sensación de piernas cansadas, pesadez y hormigueo.
  • Aumento de perímetro abdominal.
  • Aumento de peso inexplicablemente.

Causas

  • Consumir demasiada sal.
  • Quemaduras de sol.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Enfermedades de los riñones.
  • Problemas hepáticos por cirrosis.
  • Embarazo.
  • Problemas con los ganglios linfáticos, especialmente después de una mastectomía.
  • Medicamentos.
  • Permanecer mucho tiempo de pie o sentado en temperaturas altas.

En caso de presentar síntomas de retención de líquidos, se debe consultar a un médico para recibir la atención profesional necesaria e iniciar un tratamiento y evitar complicaciones en el estado de salud.

Generalmente el tratamiento del edema consiste en tomar medicamentos, que ayudan a eliminar el exceso de líquido. Sin embargo, si está relacionado con una enfermedad subyacente, dicha afección es la que necesita de un tratamiento diferente.

Los remedios caseros son populares. Muchas personas prefieren preparar tratamientos con ingredientes en casa. Cabe resaltar que estos no reemplazan una atención médica. Mejor con Salud, portal especializado en salud y cuidado personal, explica las instrucciones de varios remedios que pueden ayudar a combatir la retención de líquidos.

Hinojo

Ayuda a eliminar el exceso de líquido en el cuerpo y también tiene propiedades que ayuda a regular algunos procesos relacionados con la digestión.

Té verde

Esta bebida se caracteriza por su contenido alto de antioxidantes y compuestos que ayudan a la prevención de la acumulación de grasa en el cuerpo.

Piña

Es conocida por ser rica en agua. “Se estima que un 85% de la piña es agua, lo que la hace baja en calorías; sin embargo, a su vez es una fuente de fibra, vitamina C y bromelina, todos esenciales para disminuir la retención de líquidos”, explica Mejor con Salud.

Melón

Esta fruta se caracteriza porque tiene un contenido de agua de alrededor del 90%. Asimismo, tiene vitaminas y fibra, que ayudan a combatir la retención de líquidos.

Cola de caballo

Según indica Mejor con Salud esta hierba es considerada como uno de los mejores diuréticos naturales, debido a que es una fuente natural de potasio, magnesio y aluminio. “Se dice que su consumo regular puede incrementar hasta un 30% la producción de orina, lo que facilita la eliminación de diferentes sustancias y la prevención de cálculos renales”, explica el sitio web.

Un estilo de vida saludable

Túa Saude, portal especializado en salud, brinda algunas recomendaciones para tener en cuenta diariamente y evitar la retención de líquidos.

  • Mantenerse hidratado es importante para el bienestar integral del organismo. Los expertos recomiendan tomar aproximadamente dos litros de agua al día.
  • Reemplazar la sal para la preparación de comidas. Se puede reemplazar utilizando hierbas y especias.
  • Evitar o moderar el consumo de alimentos embutidos o productos con un alto contenido de sal.
  • Evitar estar mucho tiempo de pie o estar sentado mucho tiempo con las piernas cruzadas.
  • Consumir alimentos ricos en agua como rábano, coliflor, fresa, piña.
  • El portal aconseja realizarse un drenaje linfático, el cual consiste en un masaje para disminuir el exceso de líquido en el cuerpo.
  • Consumir alimentos ricos en potasio como: remolacha cocida, aguacate, yogur desnatado, naranja y banano. Estos alimentos ayudan reducir la sal del organismo.
  • Realizar la siguiente posición: elevar las piernas, por encima del corazón durante un tiempo prolongado, al final del día.