Tendencias
Con sencillos ejercicios en casa se puede aliviar el dolor de espalda. Foto: GettyImages
El dolor lumbar (lumbalgia o lumbago) aumenta su frecuencia a medida que las personas envejecen. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Dolor de espalda y cuello: el tratamiento casero que ayuda a aliviarlos

Este dolor puede ser causado por hernias que se localicen principalmente en zonas móviles de la columna, como las cervicales y las lumbares.

Con el auge de los trabajo remotos, además, de las típicas jornadas largas de oficina, es bastante normal que a cualquier hora del día y en cualquier momento pueda producirse un dolor de espalda o de cuello.

Incluso, estudios científicos han demostrado que ocho de cada diez personas en el mundo tendrá este tipo de tormento alguna vez en la vida. Además, puede ser causado por hernias que se localicen principalmente en zonas móviles de la columna, como las cervicales y las lumbares, según el Hospital Universitario Clinic Barcelona.

En concreto, la lumbalgia es el dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalda, cuyo origen tiene que ver con la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral. Cabe resaltar que el dolor lumbar (lumbalgia o lumbago) aumenta su frecuencia a medida que las personas envejecen, afectando a más de la mitad de los mayores de 60 años.

Según el National Institute for Occupational Safety and Health (Niosh), la aparición de este síntoma se da en las acciones donde se involucran movimientos de flexión o la combinación de flexión con torsión del tronco, así como los trabajos donde las acciones sean repetitivas, en entornos vibratorios y con sobrecargas continuas en posiciones estáticas.

Getty Images
La árnica es una de las mejores opciones para reducir tanto el dolor de espalda como de cuellopor sus poderes analgésicos. - Foto: Getty Images

Causas del dolor en la espalda y el cuello

La causa exacta del dolor en la espalda en general aún no se ha comprobado, pero en la mayoría de los casos el dolor de espalda o del cuello puede ser un síntoma con diversas causas, según el portal CareFirst.

  • Fumar.
  • Discos que se han salido o herniado (deslizado) y nervios pinzados.
  • Osteoporosis y fracturas compresivas.
  • Anomalías congénitas (presentes al nacer) de las vértebras y los huesos.
  • Problemas abdominales, como una aneurisma de la aorta.
  • Uso excesivo, actividad agotadora o uso incorrecto como, por ejemplo, levantar objetos pesados o de forma repetitiva.
  • Traumatismos, lesiones o fracturas.
  • Degeneración de las vértebras, a menudo como consecuencia de la tensión en los músculos y ligamentos que sostienen la columna vertebral, o por los efectos del envejecimiento.
  • Infecciones.
  • Crecimiento anormal, como un tumor o un espolón óseo.
  • Obesidad, que causa un exceso de peso sobre la columna vertebral y presión en los discos.
  • Falta de tonicidad muscular.
  • Tensión o espasmos musculares.
  • Esguince o torcedura.
  • Desgarros de los músculos o ligamentos.
  • Problemas en las articulaciones, como la artritis.

Aquí algunos remedios recomendados por el portal especializado en salud, Tua Saúde, para el dolor de espalda que igualmente ayudarán a calmar el dolor de cuello:

Árnica

  • La árnica es una de las mejores opciones para reducir tanto el dolor de espalda como de cuello, ya que tiene poderes analgésicos que alivian significativamente.
  • Incluso se recomienda aplicar pomada de árnica en la zona afectada o beberla directamente en té para traumatismos y eliminar moretones.

Eucalipto

  • El eucalipto ayuda a disminuir la presión en el nervio ciático y funciona como desinflamante. Se recomienda aplicarlo directamente.

Calor local

Para el cuello

  • Mojar una toalla, colocarla dentro de una bolsa de plástico tipo ziploc y colocar en el microondas durante unos 3 minutos.
  • A continuación, se debe cerrar la bolsa, envolverla en otra toalla seca y aplicarla en el cuello durante 20 minutos. Se debe tener cuidado para evitar quemaduras.
  • Otra opción es colocar en el agua aceites esenciales analgésicos como el aceite de menta, el de clavo de la India o el aceite de lavanda en la toalla que se pone en contacto con la piel.

Para la espalda

  • El calor local disminuye el dolor. Es importante no aplicarlo por más de 20 minutos, pues podría provocar el efecto contrario e inflamar.
  • Así mismo, es importante que cuando se aplique no sea directamente, pues puede irritar la piel; se recomienda colocar la compresa de agua cubierta en una tela o toalla.