vida moderna

Las consecuencias para la salud que tiene caminar descalzo

Las bacteria que causan infecciones tienden a crecer en ambientes oscuros y húmedos, como baños comunales, piscinas y gimnasios.


Una de las costumbres más recurrentes en las personas luego de un largo día de trabajo es llegar a la casa y quitarse los zapatos. Sin embargo, esta acción puede llevar a contraer infecciones en los pies e incluso producir otro tipo de padecimientos.

Además, caminar descalzos por áreas húmedas y poco higiénicas puede hacer que el pie contraiga algún hongo y/o bacteria. Por otro lado, las personas que tienen pie diabético o que continuamente trabajan con calzado cerrado son más propensos a tener infecciones en los pies, según el portal APiedeCalle.

Las personas diabéticas deben tener más precaución y prevenir lesiones en el pie que luego puedan llegar a ulcerarse. La diabetes puede causar neuropatía reduciendo la sensibilidad en los pies. Por eso se recomienda que estas personas tengan mucha precaución al caminar y hacerlo sobre superficies limpias y seguras.

Caminar descalzos por áreas húmedas y poco higiénicas pueden hacer que el pie contraiga algún hongo y/o bacteria. Foto: Pantherstock
Caminar descalzos por áreas húmedas y poco higiénicas pueden hacer que el pie contraiga algún hongo y/o bacteria. Foto: Pantherstock - Foto:

El portal Metro habló con el doctor Miguel Cunha, uno de los mejores podiatras de Manhattan y fundador de Gotham Footcare, sobre los riesgos de caminar descalzo y los lugares donde se pueden adquirir infecciones.

Caminar descalzo puede producir infecciones

Evitar caminar descalzo en superficies ásperas

  • “Caminar así solo hace que los pies colapsen. Los pies no solo se estresan, también el resto del cuerpo”, explica Cunha.
  • Incluso, eso puede afectar el modo de andar (los pasos cuando se camina o corre). El Dr. Cunha explica que las personas naturalmente pronacionan, es decir, que mueven los pies hacia adentro para absorber el shock y distribuir el peso durante el ciclo de pasos.
  • Con una pronación normal, el pie “se enrolla” internamente sobre el 15 %, tiene contacto total con la tierra y puede soportar su peso sin ningún problema”, según Runner’s World.
  • Pero, “cuando caminamos descalzos, el pie hace pronación por un periodo más largo de tiempo, en el que se altera la biomecánica y la distribución de la presión y el peso alrededor del cuerpo”, dice el Dr. Cunha.
  • Esta falta de balance puede incrementar la progersión de deformidades en la parte superior del pie como dedos contraídos o juanetes, y también puede llevar a dolorosos padecimientos asociados con la pronación excesiva como el como dolor de arco y talón, tendinitis tibial posterior y tendón de Aquiles”, afirma el doctor.

¿Dónde evitar caminar descalzo?

  • La bacteria que causa infecciones tiende a crecer en ambientes oscuros y húmedos como en baños comunales, piscinas y gimnasios. Por eso, el Dr. Cunha resalta la importancia de vestir zapatos en esas áreas.
  • “Evite caminar descalzo fuera de la casa y en muchos lugares a menos que sea absolutamente necesario”, afirma el Dr. Cunha. Los yogis suelen practicar descalzos. Sin embargo, el doctor sugiere limpiar los pies con pañitos húmedos luego de cada sesión para evitar contraer infecciones.