Tendencias
El aguacate es un alimento que es rico en potasio y grasas saludables.
Una dieta balanceada contribuye al bienestar integral del organismo. - Foto: Getty Images

vida moderna

Dolor de rodillas: los alimentos que se deben consumir para regenerar el cartílago

En caso de que el dolor sea fuerte, se debe acudir a un centro médico.

El cartílago es el tejido flexible que cubre los extremo de los huesos en una articulación. Es importante para el cuerpo humano, pues ayuda a que los huesos puedan deslizarse encima de otros. Cuando está dañado o lesionado puede causar dolor, malestar y limitar el movimiento, según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El dolor de rodilla puede ser causado por el cartílago lesionado o también pueden presentarse dolores en las articulaciones. Algunos de los factores que provocan dolor en las rodillas incluyen:

  • Artritis.
  • Quiste de Baker.
  • Cánceres que pueden diseminarse a sus huesos o comenzar en estos.
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter.
  • Infección en los huesos de la rodilla.
  • Infección en la articulación de la rodilla.
  • Bursitis.
  • Dislocación de la rótula.
  • Fractura de la rótula u otros huesos.
  • Síndrome de la banda iliotibial.
  • Síndrome patelofemoral.
  • Ruptura de ligamentos.
  • Desgarro del cartílago (una ruptura de meniscos).
  • Distensión muscular o esguinces.

El portal Salud 180 explica que aunque no se puede regenerar el cartílago sin la intervención quirúrgica, una alimentación saludable puede contribuir a fortalecerlo. El sitio web recomienda los siguientes alimentos:

  • Huevo, pollo y pescado (ricos en azufre, componente importante para el cartílago).
  • Cítricos: kiwi, guayaba, mango, papaya, frutos rojos y melón (contenido elevado de vitamina C, la cual ayuda a sintetizar el colágeno en el cartílago.
  • Gelatina: este alimento se caracteriza por ser rico en colágeno, proteína importante para el cartílago.

¿Cómo cuidar las articulaciones y el cartílago?

Además de tener una alimentación saludable, los expertos recomiendan realizar actividad física. Este es uno de los factores que contribuyen a la prevención o ayudan a retrasar los problemas en las articulaciones. Al ejercitarse los músculos que se encuentran alrededor de las articulaciones se fortalecen y mejora su funcionamiento.

Respecto a esto, Medline Plus brinda un consejo para tener en cuenta: “cuando practique deportes, use el equipo adecuado para proteger sus articulaciones, como rodilleras. Si ya tiene problemas en las articulaciones, pregúntele a su profesional de la salud qué tipo de actividades son las mejores para usted”.

Osteoartritis

La artritis es un trastorno inflamatorio crónico que puede afectar las articulaciones y en algunas personas puede dañar distintos sistemas corporales, incluida la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. Además, esta enfermedad es un trastorno autoinmunitario que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

La osteoartritis es un tipo de artritis y es el más común. “Se produce cuando el cartílago protector que amortigua los extremos de los huesos se desgasta con el tiempo”, explica Mayo Clinic.

Esta enfermedad puede dañar cualquier articulación del cuerpo; sin embargo, es más frecuente en las articulaciones de las manos, caderas, rodillas y la columna vertebral.

La entidad señala que los síntomas de la osteoartritis se desarrollan paulatinamente. Algunos de estos incluyen:

  • Dolor: se puede presentar dolor en las zonas afectas durante o después de realizar movimiento.
  • Rigidez: esto suele notarse al momento de despertar o cuando no se es activo por mucho tiempo.
  • Sensibilidad: la articulación afectada puede estar sensible al momento de hacer presión o alrededor de ella.
  • Pérdida de flexibilidad: es posible que no se pueda mover la articulación afectada en todo su rango de movimiento.
  • Sensación chirriante: sentir una sensación chirriante al usar la articulación.
  • Osteofitos: son pequeños pedazos de hueso, que se sienten como bultos duros. Se forman alrededor de la articulación que está afectada.
  • Hinchazón: la osteoartritis puede provocar inflamación alrededor de los tejidos blandos de la articulación afectada.