salud

Artritis: ¿qué ejercicios y recomendaciones hay para fortalecer las articulaciones?

La artritis es una enfermedad que no afecta únicamente a las articulaciones, por eso es necesario realizar actividad física para tratarla o prevenirla.


La artritis hace referencia a la inflamación de las articulaciones, es una enfermedad común ya que describe a muchas otras patologías. Al ser frecuente, es importante saber cómo desde la actividad física se puede prevenir y, así, fortalecer las articulaciones del cuerpo, pues el riesgo de que una persona sufra de artritis es alto.

La actividad física no está destinada únicamente al ejercicio fuerte, con esta se puede mejorar el estilo de vida que cada persona lleva. Para la artritis es necesario realizar actividades de bajo impacto y movimiento, pero eso no quiere decir que su empleabilidad y funcionalidad sea poca. En ese sentido, se recomienda caminar, nadar, montar bicicleta, trotar; actividades que no son tan complejas, pero sí aportan significativamente al cuerpo.

Por lo general, hay diferentes parámetros de tiempo para realizar cada actividad, estos dependen de la edad. Si la persona aún no sufre de artritis debería considerar realizar actividad física, ya que esta puede retrasar o, incluso, prevenir esta enfermedad por completo. De acuerdo con la revista médica británica The Lancet hay una eficacia convencional en pacientes quienes tienen artritis y realizan actividad física, ya que combaten la diabetes y enfermedades cardiovasculares. La misma revista dice que esto da un resultado de actualización al sistema del cuerpo, con ejercicio constante, se adapta a nuevos movimientos.

Síndrome del túnel carpiano, manos, dolor en las muñecas de la mano, artritis, dolores articulares
Es normal sentir dolores leves en las articulaciones al momento de ejecutar acciones repetidas como escribir en el computador. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Es importante mencionar que al momento de realizar un ejercicio determinado, la seguridad debe primar. Así que las personas que tienen artritis pueden seguir recomendaciones y consejos como: empezar con pocas rutinas o intervalos de tiempo e ir aumentando paulatinamente; si aumenta el dolor al llevar a cabo la actividad física, cambiar la manera en que lo está realizado, estar en lugares seguros y tranquilos y, por último, pero no menos importante, consultar con especialistas en actividad física.

De acuerdo al CDC (Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades), hay acciones que provocan síntomas como dolores, rigidez y fatiga, por lo que se recomienda modificar las actividades físicas de manera que se adapten al cuerpo. Para las personas con artritis, es común que su cuerpo tarde un poco en aceptar cada actividad física, sin embargo, se puede llevar a cabo ejercicios de dos a cinco minutos con dos repeticiones por día.

Este Centro también recomienda la actividad física aeróbica leve porque no recarga las articulaciones, por eso si lo que busca es resultados efectivos se recomienda por lo menos llevar a cabo la actividad aeróbica -caminar, nadar, montar bicicleta, etc.- por dos horas y treinta minutos a la semana. Otras de las opciones que también existen son los ejercicios directamente para el fortalecimiento de los músculos con pesas, ejercicios de flexibilidad, como el estiramiento o yoga y ejercicios de equilibrio, como caminar hacia atrás, caminar sobre el borde de un andén bajo o pararse en un solo pie. Estos últimos los puede realizar tres veces por semana.

Respecto al lugar en el que se lleva a cabo la actividad física, se recomienda que si la persona nunca ha iniciado un ejercicio debería crear un plan de actividad física, así puede identificar los espacios más confortables y de mayor influencia para el cuerpo y el bienestar que puede sentir. Para la Clínica de Artritis Reumatoide de la Fundación Santa Fe de Bogotá, “la importancia que tiene el examen físico articular es de gran impacto, ya que es la piedra angular para permitir detectar tempranamente la enfermedad y para evaluar los resultados clínicos”; de esta manera, si se realiza el examen, se puede controlar la actividad física correcta la cual dependerá del avance de la enfermedad en cada persona.

Por su parte, el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades expone que es imposible asegurar que el dolor se va, pero si la persona con artritis siente dolor antes o después de la actividad física debe comprender que el cuerpo puede tardar más de cinco semanas en adaptar este nuevo estilo de vida. Se aconseja realizar ejercicio de calentamiento, no afanarse en cada rutina y usar un calzado adecuado. Por otro lado, no hay que hacer caso omiso si se experimentan dolores fuertes que hacen cojear, dolores que llevan más de dos horas sintiéndolos y no quieren disminuir, inflamaciones que no mejoran con el descanso o aumento de la inflación más de lo normal, inmediatamente acuda a una consulta médica.