vida moderna

Artritis: estas son las especias que ayudan a combatir los síntomas

La artritis comprende más de 100 enfermedades y afecciones reumáticas, siendo la artrosis la más común.


La artritis es la hinchazón y la sensibilidad de una o más de las articulaciones y sus principales síntomas son dolor y rigidez de las articulaciones, que suelen empeorar con la edad. Además, los tipos más frecuentes de esta enfermedad son la artrosis y la artritis reumatoide, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Sin embargo, hay otros tipos de artritis como artritis del pulgar, artritis idiopática juvenil, artritis psoriásica, artritis reactiva, artritis séptica, espondiloartritis anquilosante, gota y osteoartritis.

La artrosis hace que el cartílago, el tejido duro y resbaladizo que recubre los extremos de los huesos donde forma una articulación, se rompa.

Además, los factores de riesgo de la artritis comprenden lo siguiente: antecedentes familiares, la edad, sexo, lesión articular previa o obesidad.

Se estima que el 1,5 por ciento de la población sufre algún tipo de artritis, una enfermedad causada por infecciones, enfermedades autoinmunes, lesiones o defectos en las articulaciones, entre otros factores
Se estima que el 1,5 por ciento de la población sufre algún tipo de artritis, una enfermedad causada por infecciones, enfermedades autoinmunes, lesiones o defectos en las articulaciones, entre otros factores - Foto: © B. BOISSONNET / BSIP/BSIP/Corbis

En consecuencia, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) revelaron que hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de tener algunos tipos de artritis como, por ejemplo, mantener un peso saludable reduce el riesgo de tener artrosis y gota. Además, proteger las articulaciones contra el uso excesivo y las lesiones puede reducir el riesgo de artrosis.

Asimismo, si la enfermedad ya está presente, especialistas recomiendan realizar actividad física, pues esto es una manera simple y eficaz de aliviar el dolor causado por la artritis sin el uso de medicamentos ya que la actividad física puede mejorar la función, el estado de ánimo y la calidad de vida de los adultos que la padecen.

Sobre la misma línea, la alimentación es fundamental y la Fundación de Artritis reveló en su portal web que según Kim Larson, miembro de la Academia de Nutrición y Dietética “mientras más alimentos antiinflamatorios y especias consuma la persona, mejor combate la inflamación crónica”. Además, añadió: “Creo que la gente a menudo se sorprende de la magnífica fuente de antiinflamatorios que pueden ser las especias”.

Por tal razón, recomendó el ajo, ya que tiene compuesto antiinflamatorio y por ende ayuda a combatir el dolor la inflamación y el daño al cartílago en las personas con artritis.

La fundación también señaló que la cúrcuma es buena para la artritis, pues mejora el dolor y según la fundación, es más efectiva mezclada con pimienta negra, que ayuda a que el cuerpo la absorba mejor.

Asimismo, el jengibre, la canela y el chile en polvo, son otras especias que ayudan a combatir los síntomas de la artritis, ya que ayudan a inhibir el daño celular y además, porque poseen propiedades antiinflamatorias.

De todos modos, antes de consumir algún alimento o iniciar un tratamiento, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique que es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas.

De igual forma, también existen métodos naturales para reducir los dolores, como, por ejemplo, un grupo de científicos de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos reveló que una dosis diaria de bicarbonato podría reducir la inflamación de las articulaciones, pues según el fisiólogo renal en el Departamento de Fisiología de la Universidad Augusta y jefe de la investigación, Paul O’Connor, el bicarbonato estimularía el bazo y por tal razón se generaría una reducción en las inflamaciones.

Sin embargo, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, recomendó no usar bicarbonato de sodio por más de dos semanas, a menos que algún médico lo indique.

Hay que tener en cuenta que el objetivo principal de los tratamientos de la artritis es controlar el dolor, reducir al máximo el daño a las articulaciones y mejorar o mantener la función física y la calidad de vida.

De hecho, según el Colegio Estadounidense de Reumatología, el tratamiento de la artritis puede incluir medicamentos, terapias sin medicamentos (como terapia física o educación del paciente) y, a veces, una operación.