Tendencias
.
La acumulación de gases puede provocar dolor en el abdomen. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Dolor por gases: síntomas y cómo aliviarlo

En caso de que el dolor no disminuya con los días o interfiera en las actividades cotidianas, se debe consultar a un especialista.

Los gases en el sistema digestivo no son una señal de gravedad, sino un elemento natural del proceso de digestión. En algunos casos, las personas pueden sentir dolor debido a los gases, cuando están atrapados o tienen dificultad para moverse por el sistema digestivo.

Trastornos como el síndrome del colon irritable, conocido popularmente como “colon inflamado”, o la celiaquía pueden provocar varios síntomas como el incremento de gases o dolor al producir estos.

Síntomas

Algunos de los síntomas de dolores causados por gases son:

  • Eructos.
  • Expulsión de gases.
  • Dolor, calambres o una sensación de nudo en el abdomen.
  • Sensación de saciedad o presión en el abdomen (inflamación).
  • Aumento visible del tamaño del abdomen (distensión).

En caso de que los gases o los dolores causados por estos sean intensos y muy frecuentes, es importante consultar con un médico, debido a que pueden indicar una enfermedad subyacente. Asimismo, se debe acudir a un centro de salud en caso de presentar los siguientes signos:

  • Heces con sangre.
  • Cambios en la consistencia de las heces.
  • Cambios en la frecuencia de las deposiciones.
  • Pérdida de peso.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Náuseas o vómitos recurrentes o persistentes.
  • Dolor abdominal prolongado.
  • Dolor en el pecho.

¿Cómo aliviar el dolor por gases?

Tua Saúde, portal especializado en salud, explica que los gases es una de las causas más comunes que provoca dolor en la región del tórax. Suele presentarse en personas que sufren de estreñimiento. “El cúmulo de gases en el intestino puede empujar algunos órganos abdominales, acabando por crear un dolor que se irradia para el pecho”, detalla el sitio web.

Para aliviar este malestar una buena opción es realizar masajes suaves en la región del intestino para ayudar a empujar los gases o ponerse en una posición que contribuya a facilitar la expulsión de los gases.

Gases

El gas entra regularmente por el tracto digestivo cuando se traga aire o cuando las bacterias en el intestino grueso descomponen algunos alimentos sin digerir. Aunque todas las personas tragan una cantidad mínima de aire al comer e ingerir líquidos, existen algunos momentos en las que esta actividad se incrementa. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos los menciona:

  • Masticar chicle.
  • Tomar bebidas carbonatadas o gaseosas.
  • Comer o ingerir líquidos muy rápido.
  • Fumar.
  • Comer caramelos duros.
  • Usar dentaduras postizas flojas.

Causas

Los gases pueden ser el resultado del consumo de algunos alimentos difíciles de digerir como la fibra. Asimismo, ocurre con alimentos o productos que el organismo no puede tolerar, por ejemplo quienes son intolerantes a la lactosa.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos señala las otras causas de gases, las cuales son:

  • Antibióticos.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Incapacidad para absorber nutrientes en forma apropiada (malabsorción).
  • Incapacidad para digerir nutrientes en forma apropiada (mala digestión).
  • Tragar aire al comer.
  • Masticar goma de mascar.
  • Fumar.
  • Consumir bebidas carbonatadas.

Síndrome del Intestino irritable

El síndrome del intestino irritable presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal: esta es una de las señales principales que alertan sobre el estado del intestino. Aunque es normal sentir pesadez y llenura después de haber comido una ingesta grande, que se convierta en algo persistente lo convierte en algo preocupante.
  • Hinchazón: a veces, las personas se sienten hinchadas a pesar de no haber comido nada. Esa sensación es un signo de alerta que implica que hay algo que está afectando al colon.
  • Diarrea: es normal que, en ocasiones, algunos alimentos causen diarrea, pero es importante analizar si son productos en específico o es algo que viene sucediendo desde hace tiempo y con qué frecuencia.
  • Cólicos y estreñimiento: si al momento, o antes de la deposición, se presentan cólicos, es importante visitar a un médico para conocer qué está pasando en el intestino grueso.
  • Cambios en el aspecto de las deposiciones.
  • Cambios en la frecuencia para expulsar las heces fecales.
  • Mucosidad blanca en las heces.