vida moderna

Ejercicios de relajación para reducir el estrés, así se pueden realizar

Los síntomas de estrés pueden afectar el cuerpo, los pensamientos y sentimientos, y el comportamiento.


Actualmente, hay personas que se enfrentan a situaciones de estrés que pueden desencadenar distintas afecciones en el organismo. Por lo general, este tipo de situaciones ocasionan fuertes dolores de cabeza, mala memoria, diarrea, falta de energía, cambios en la conducta, ansiedad, depresión, cambios en el peso y rigidez en la mandíbula y el cuello.

El estrés, en el campo de la medicina, es la respuesta del cuerpo a una presión física, mental o emocional. Casi todas las personas sienten estrés a diario y el exceso de trabajo, la ansiedad o vivir situaciones traumáticas pueden desencadenar estrés.

De acuerdo con la Sociedad Española para el Estudio del Estrés y la Ansiedad (SEAS), el estrés se manifiesta en una primera fase de activación, en donde se debe enfrentar un estímulo difícil de manejar; después, hay un periodo de mantenimiento del estado de alta actividad y, por último, cuando se ha superado la situación, se pasa a una fase de agotamiento.

En ese sentido, existen muchas formas de reducir los niveles de estrés, entre ellas, el ejercicio físico, el cual eleva el estado de ánimo y permite que el organismo tenga mayor energía. Por tal motivo, el portal Fisioonline recomendó una serie de ejercicios de relajación para reducir el estrés:

1. Automasaje de los pies con pelota: Consiste en poner el objeto en el suelo, y comenzar a hacer movimientos con el pie, lo cual ayudará a evitar lesiones que pueden ir desde una fascitis plantar, a dolores de rodilla, condromalacia rotuliana, dolores lumbares, dorsales o cervicales.

2. Automasaje de glúteo y piramidal con pelota: En esta ocasión, se pone la pelota en la parte posterior del cuerpo, lo cual ayuda a prevenir lesiones típicas como dolores lumbares, puntos gatillos o síndromes del piramidal o musculatura pelvitrocanterea.

3. Automasaje de dorsales y escápula con pelota: La ejercitación de esta zona, reduce la aparición de síntomas como dolor de cabeza o mareos, que puede tratarse mediante presión a través de esta sencilla herramienta.

4. Automasaje visceral con pelota: Este podrá relajar el diafragma, las tensiones y espasmos de la musculatura visceral, la cual beneficia la fluidez respiratoria y produce una relajación en general.

De igual manera, expertos de Gympass, junto a la revista Hola, explicaron cinco ejercicios o deportes que ayudan a regular los niveles de estrés.

  • Natación: Este deporte es uno de los más recomendados para las personas que se están recuperando de una lesión o una dolencia. Los especialistas en salud aseguran que cuando el cuerpo se sumerge en el agua, las extremidades, articulaciones y grupos musculares se desestresan y se logra una mejor regulación de la respiración. Adicional a ello, este deporte incrementa la flexibilidad, elasticidad y fortalece los músculos, especialmente los de la espalda.
  • Ejercicios de cardio: Montar en bicicleta o correr son los ejercicios físicos más frecuentes al momento de activar el sistema cardiaco. Según los expertos, cuando se practica alguna de estas actividades se quema calorías, pero también se mejora la tonicidad del cuerpo y mejora la salud del sistema respiratorio y el inmune. Además, también ayudan a liberar endorfinas y serotoninas, que son las hormonas de la felicidad y las cuales permiten un mejor estado de ánimo.
  • Boxeo: El entrenamiento del boxeo es considerado, hasta el momento, como uno de los deportes más completos e intensos, ya que es una actividad aeróbica que genera el aumento de la masa muscular y permite obtener un mejor estado físico en menor tiempo. Además de ello, combate el estrés y ayuda a mejorar la salud del sistema inmunológico. Los expertos dicen que “es una buena opción para fortalecer la coordinación, porque implica manos y vista, y mejora nuestros reflejos. Se trabaja todo el cuerpo, de los pies a la cabeza, con lo cual también se mejora la velocidad mental y la toma de decisiones”.
  • Yoga: A pesar de no ser considerado un deporte, es un ejercicio físico que genera múltiples beneficios para la salud física y mental. De acuerdo con los expertos, esta actividad ayuda a controlar de manera consciente la respiración y permite superar la ansiedad con mayor facilidad. Como tal, el yoga “mejora la coordinación, la concentración e incluso la digestión, además de ayudar a dormir mejor y estar más relajado durante el día. Perfecto para desconectar de un día ajetreado”.
  • Bailar: Esta actividad física ayuda a que los niveles de estrés caigan por completo y es una de las mejores opciones para las personas que no están acostumbradas a hacer alguna práctica deportiva con rigor. Bailar ayuda a mejora la salud cardiovascular, mejora el equilibrio y aumenta el rendimiento cognitivo. Con ello, varios científicos han demostrado que “las áreas del cerebro que controlan la memoria y las habilidades mejoran con el baile. También ayuda a mejorar el estado de ánimo, reduciendo el estrés y disminuyendo los síntomas de la ansiedad y la depresión, además de aumentar la autoestima”.