Tendencias
La coliflor contiene agua y fibra que la convierten en un aliado para regular el tránsito intestinal y genera la sensación de  saciedad. Foto: Getty images.
La coliflor contiene agua y fibra que la convierten en un aliado para regular el tránsito intestinal y genera la sensación de saciedad. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

El alimento que ayuda a combatir el sobrepeso y la inflamación crónica

Según la Fundación Española de la Nutrición es fuente de proteínas, potasio, folatos y vitamina C.

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

En el caso de los adultos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

  • sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • obesidad: IMC igual o superior a 30.

Por ello, el Ministerio de Salud explica en su página web que para saber si una persona está en un peso saludable existen algunos métodos confiables. Uno es la determinación del índice de masa corporal (IMC), que describe la relación entre peso y estatura.

Así las cosas, para calcular el IMC se necesita conocer el peso y la estatura, y se aplica una sencilla fórmula matemática que consiste en dividir el peso entre la estatura al cuadrado: IMC = Peso (Kg) / Estatura al cuadrado (Mt).

Ejemplo: Una persona pesa 64 Kg y mide 1.5 metros, entonces: 64 / 1.5 x 1.5 = 28.44. Este dato indica el IMC de la persona (28.44) se encuentra en los valores correspondientes a sobrepeso.

Esta fórmula no aplica a mujeres en estado de embarazo y debe ser ajustada si la persona tiene algún grado de edema (retención de líquido).

Asimismo, el Ministerio también reveló que otro método que puede utilizarse es la circunferencia de la cintura, que es una medida útil para determinar los riesgos de salud relacionados con el peso.

Por ello, se considera obesidad abdominal si una persona:

  • Es mujer y tiene una medida de circunferencia de cintura mayor a 80 cm.
  • Es hombre y tiene una medida de circunferencia de cintura mayor a 90 cm.

Esta medida se toma buscando el punto más alto de los huesos de la cadera y midiendo la cintura por encima de esos puntos.

De hecho, la causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. Es decir, un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa y, un descenso en la actividad física.

Por ello, el portal Adelgazar en Casa reveló que la coliflor es ideal para combatir el sobrepeso y la inflamación crónica, ya que es “conocida por ayudar con la salud digestiva, por sus propiedades antiinflamatorias, el ser rica en antioxidantes y fitonutrientes”.

Además, según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) en cuanto a su contenido en minerales, se considera a la coliflor un alimento fuente de potasio, el cual contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos, además del mantenimiento de la tensión arterial normal.

De todos modos, antes de consumir el alimento, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique que es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, existen algunos hábitos que ayudan a prevenir la obesidad y la Fundación Española del Corazón presenta algunas recomendaciones:

1. Incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día.

2. Seleccionar cortes magros de carnes y pescados.

3. Disminuir el consumo de sal. Menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.

4. Beber al menos entre 1,5 y 2 litros de agua diarios.

Obesidad - foto de referencia
Obesidad - foto de referencia - Foto: Getty Images/iStockphoto

5. Reducir las calorías que se consumen sin dejar de comer, pues el cuerpo necesita una alimentación balanceada y saludable, y esta debe tener proteínas, grasas y carbohidratos.

6. Realizar actividad física. Las nuevas directrices de la OMS recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.