Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2011 12:00:00 AM

El que come solo…

Con la vida de hoy muchas familias deben comer por separado y una consecuencia de ello es que muchos niños lo hacen solos en sus casas.

El que come solo… El que come solo…
Con la vida de hoy muchas familias deben comer por separado y una consecuencia de ello es que muchos niños lo hacen solos en sus casas. De hecho, las investigaciones muestran que casi la mitad de los que tienen entre 11 y 15 años no cenan con sus padres todos los días. Ahora se ha demostrado científicamente que lo mejor para los hijos es que sus padres los acompañen a la hora de las comidas. Según los expertos, en la mesa los padres logran establecer con mayor éxito los hábitos alimenticios saludables por medio del ejemplo. Además, ese momento sirve para que padres e hijos hablen sobre temas cruciales en los que los papás pueden servir de gran ayuda. Ese intercambio les da a los pequeños una ventaja física y psicológica frente a quienes no tiene estos momentos en familia. La recomendación es que los padres establezcan la costumbre de sentarse a manteles con sus hijos al menos en una de las tres comidas diarias.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.