Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2012 12:00:00 AM

El poder de la dislexia

Estudios recientes demuestran que quienes sufren este trastorno no son menos inteligentes que los demás y, para sorpresa de muchos, poseen habilidades superiores en otras áreas.

El poder de la dislexia Los expertos señalan que los disléxicos son hábiles para el diseño, las artes, la ciencia y los negocios
Por lo general, cuando a un niño se le dificulta leer o escribir se le considera menos capaz o inteligente que los demás y en el colegio es tratado como el 'diferente'. Ese es el estigma que cargan quienes son diagnosticados con dislexia, un trastorno que afecta el proceso de aprendizaje. Sin embargo, personajes tan exitosos como Albert Einstein, Winston Churchill, Magic Johnson o Tom Cruise han sido disléxicos. Se estima que aproximadamente entre el 4 y 8 por ciento de la población mundial vive con esta condición, pero en los últimos años la Neurociencia ha demostrado que estas personas tienen otros potenciales.

La dislexia es una condición compleja y no hay un consenso general sobre su origen. Aunque puede haber factores genéticos que predisponen, también hay casos en los que se puede adquirir por una lesión cerebral. La ciencia ha demostrado que "el cerebro del disléxico se activa de forma diferente y el proceso de lectura, que de por sí es bastante complejo, es más lento", según le explicó a SEMANA Manuel L. Sánchez Merchán, doctor en Biología de la Junta de Castilla y León, en España, y autor del libro Dislexia: Un enfoque multidisciplinar. Existen varios tipos de esa condición, pero en rasgos generales a quienes la tienen no solo se les dificulta leer y escribir, sino también pronunciar ciertas palabras y aprender lenguas extranjeras.

Pese a lo anterior, varios estudios han demostrado que los disléxicos tienen ventajas, especialmente en el campo de las artes y la ciencia. Gadi Geiger y Jerome Lettvin, miembros del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en Estados Unidos, comprobaron experimentalmente que los disléxicos tienen un campo de visión muy diferente. "Mientras un lector del común se enfoca en cada una de las palabras de un texto, el disléxico observa todo como un gran cuadro, lo que le dificulta leer", dijo Geiger a SEMANA. Pero precisamente esa facultad, conocida como visión periférica, los hace más hábiles para observar imágenes o figuras abstractas. "Está comprobado que tienen una capacidad superior en labores de diseño gráfico y en la interpretación de signos. Muchos de los grandes diseñadores o publicistas son disléxicos", le dijo Sánchez a esta revista.

Julie Logan, una profesora de Administración de Empresas del Cass Business School de Londres, también encontró que los disléxicos desarrollan las habilidades necesarias para triunfar en el mundo de los negocios debido a la fortaleza que adquirieron mientras transitaban con dificultad la etapa escolar. Según Logan, tener buena disposición para delegar, excelente comunicación oral, facilidad para resolver problemas y perseverancia son algunas de las destrezas que estas personas pueden desarrollar con el tiempo.  

Los expertos afirman que, a pesar de estos hallazgos, la dislexia no deja de ser una desventaja en su área y es importante tratarla a tiempo. En la mayoría de los casos, este desorden es descubierto en la infancia y lo ideal es empezar a corregirlo desde ese momento, pues, como lo dice Sánchez, "los tratamientos más efectivos son los que tratan la deficiencia específica", afirma Sánchez. No obstante, el conocer las destrezas de los disléxicos es muy importante para que los padres, profesores y médicos se enfoquen no solo en señalar sus debilidades sino en trabajar sus fortalezas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.