Mirada cansada
Uno de los principales errores que propician la aparición de arrugas y manchas es no usar protección solar. - Foto: Getty Images

vida moderna

Envejecimiento prematuro: errores que se deben evitar en el cuidado de la piel si hay exposición solar

Ciertas prácticas pueden afectar la salud de la dermis.

Es frecuente que una de las preocupaciones de las personas conforme se acercan a la edad adulta es la apariencia de la piel, debido a que con los años empiezan a notarse las primeras señales del envejecimiento, como lo son las arrugas y las manchas.

Generalmente, muchas de estas problemáticas se podían evitar desde la juventud, procurando tener una rutina adecuada de cuidado, sobre todo frente a la exposición solar. De acuerdo con los expertos, este es uno de los principales factores que pueden incidir en el deterioro de la piel, esto por el efecto nocivo de los rayos ultravioleta sobre la dermis.

En ese sentido, se vuelve de vital importancia conocer cuáles son los errores que tienden a cometerse a la hora de exponerse al sol. Como es bien sabido, una de las fallas más comunes es hacerlo sin la debida protección, es decir, sin utilizar elementos que cubran las zonas de la piel que están más expuestas al sol, como por ejemplo el rostro. De acuerdo con el portal Mayo Clinic, las prendas de vestir como los sombreros, las gorras o las prendas largas pueden ser de gran ayuda.

También puede ser de interés...

Por otra parte, en la misma línea de la protección, una mala práctica es la de excluir las cremas solares de la rutina de maquillaje o del cuidado facial, lo que vuelve a la piel más vulnerable frente al daño de los rayos del sol. Ahora bien, no basta solo con usarlo, también es importante saber cómo hacerlo.

Lo primero es escoger el tipo de protector solar que más convenga, esto como explican desde la Fundación Cáncer de Piel varía según qué tanto la persona deba exponerse al sol. Frente a las inquietudes, la recomendación es optar por el que mayor cobertura brinde.

Por otra parte, también importa la cantidad que se emplee. Aplicar muy poca crema solar puede no ser suficiente para cubrir la piel, por lo que se sugiere poner sobre el rostro la cantidad igual a dibujar dos líneas en los dedos índice y corazón.

Los expertos, además, señalan que es muy seguido el hábito de usar el protector solar del cuerpo para el rostro, lo cual no se aconseja, debido a que hay ciertas diferencias entre ellos. Una de esas características en las que distan ambas opciones, según señalan desde Saber Vivir, es que generalmente los bloqueadores solares para el cuerpo están diseñados para una piel menos grasa, por lo que tienden a tener una textura más densa y humectante, lo que implica que pueden ser muy pesados para la cara y dejar la incómoda mancha blanca sobre la piel.

Aunque irónico, en ocasiones el daño en la piel puede ser ocasionado por los mismos productos que se emplean para cuidarla, cuando no se utilizan como es debido. Esto sucede, por mencionar un caso, con el uso de mascarillas caseras sin tomar antes ciertas precauciones en cuenta.

El limón es uno de los ingredientes populares de decenas de recetas fáciles y rápidas en casa, por sus propiedades beneficiosas para la piel, tales como su contenido en nutrientes, como vitaminas y compuestos antioxidantes, los cuales tienen la capacidad de mejorar la apariencia de la dermis. No obstante, está comprobado el efecto contrario de la combinación de ambos factores, es decir, del jugo del limón con los rayos solares puede provocar afectaciones en la piel.

De acuerdo con el portal unCÓMO, esto se debe a que al exponerse al sol, el bergapteno, un compuesto presente en los frutos cítricos tiende a reaccionar provocando manchas sobre la piel al exponerse al sol. Es por ello que luego de aplicar remedios caseros con estos ingredientes se recomienda hacerlo durante la noche y lavar adecuadamente el rostro después de utilizarlas, sobre todo si se va a realizar actividades en el exterior.