Las frutas son un excelente alimento para incluir en la dieta.
Las frutas son un excelente alimento para incluir en la dieta. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Cinco alimentos fundamentales para tener una piel más sana

Para tener una piel sana se debe tener un estilo de vida saludable.

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación explican que el cuidado de la piel va más allá de usar protector solar y lavar el rostro diariamente. Es importante informarse “sobre los riesgos y beneficios de los tatuajes y las perforaciones, incluyendo las últimas técnicas para eliminación de tatuajes”.

Antes de aplicar mascarillas caseras o cualquier producto para cuidar la piel lo recomendable es consultar con un dermatólogo, para recibir la asesoría profesional adecuada y evitar afecciones en la piel.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos señalan que es importante prestar atención a los cambios en la piel, ya que pueden ser una advertencia de alguna enfermedad. “Un sarpullido rojo y urticante podría indicar alergias o infecciones, y una erupción roja en forma de “mariposa” podrían indicar la presencia de lupus. Un color amarillento podría indicar una enfermedad hepática. Y lunares oscuros o inusuales podrían ser una señal de cáncer de piel. Preste atención a los cambios inesperados en su piel y hable con su médico si tiene alguna inquietud”.

Alimentación sana, piel sana

El sitio web Tua Saúde, portal especializado en salud destaca los beneficios de varios alimentos que contribuyen al bienestar integral y a la salud de la piel.

Avena

Este alimento se caracteriza por mantener la piel hidratada. Es rica en vitaminas B1, B3, B6 y vitamina E. Según indica el portal web también posee ácido fólico, el cual ayuda a incrementar la producción de colágeno en el organismo (proteína encargada de brindar elasticidad a la piel).

Sandía

La sandía, también conocida como “patilla”, se destaca por ser rica en vitaminas A, B ,C y E. Tiene un contenido elevado de agua, lo cual ayuda a que la piel se mantenga hidratada, especialmente para el tipo de piel seca.

Salmón

Este alimento es rico en omega 3. Este es un tipo de grasa (buena) que está en la membrana de las células de la piel. Este componente tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, importantes para la prevención de afecciones cutáneas y para la protección de la exposición solar.

Naranja

Esta fruta es conocida por ser fuente de vitamina C. Este nutriente es fundamental para la producción de colágeno en el organismo, proteína que brinda elasticidad a la piel, haciendo que la piel se vea sana y joven.

Brócoli

Este alimento posee vitaminas A y C, al igual que carotenoides, nutrientes que ayudan a mantener una piel saludable. “Además, el brócoli tiene sulforafanos en su composición que es un poderoso agente protector contras los daños del sol que actúa neutralizando los radicales libres y activando otros sistemas de protección en el cuerpo para mantener la piel saludable”, detalla Tua Saúde.

Recomendaciones

Los expertos de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, brindan algunos consejos para cuidar la piel, especialmente evitar la exposición solar.

  • Evitar la exposición al sol es el paso más importante para la prevención de los signos del envejecimiento y el desarrollo de problemas en la piel. La exposición debe evitarse durante las 10:00am hasta las 4:00pm, debido a que en ese horario los rayos solares UV se intensifican.
  • Se debe usar protector solar (fotoprotector) incluso en los días donde, aparentemente no hay sol. También se recomienda su aplicación diaria, aunque no se exponga la piel directamente a la luz solar. Las pantallas como las tabletas, celular y computadores también afectan la salud cutánea.
  • No utilizar lámparas o máquinas para broncearse. Existen algunas empresa estéticas que cuentan con este servicio, pero la verdad es que exponerse a estos procedimientos, al menos 15 minutos, es igual de peligroso que estar expuesto a un día de sol.