Tendencias
yoga
La postura del árbol ayuda a tratar la escoliosis. - Foto: Getty Images

vida moderna

Escoliosis: los ejercicios de yoga que ayudan reducir el dolor

Un estudio determinó que los pacientes con escoliosis que practicaron una sola postura de yoga, redujeron de manera significativa la desviación de la columna.

La escoliosis es una afección que genera la desviación lateral de la columna vertebral y por lo general es diagnosticada en la adolescencia, pero también se puede presentar en personas con afecciones como la parálisis cerebral infantil y la distrofia muscular.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la mayoría de los casos de escoliosis son leves, pero en otros casos puede ser grave a tal punto de incapacitar a la persona. Entre los síntomas que caracterizan este problema de salud son los hombros desparejos, cintura despareja, un omóplato que parece más prominente que el otro, entre otros.

Para tratar la escoliosis, es importante acudir al médico para determinar la causa y el tratamiento a seguir. Adicional a ello, la revista Mejor con Salud, aconseja incluir los algunos ejercicios de yoga como coadyuvantes para reducir el dolor que provoca la escoliosis. De hecho, algunas investigaciones respaldan dicha práctica porque también ayuda a corregir la curvatura y evitar que los músculos se debiliten.

También, un informe de casos publicado en Global Advances in Health and Medicine, detalla que “los pacientes con escoliosis que practicaron una sola postura de yoga durante 1 o 2 minutos al día, 6 días a la semana, redujeron de manera significativa la desviación de la columna en un periodo de 6,8 mese”.

De este modo, Mejor con Salud, explica algunos ejercicios de yoga que ayudan a mejorar la sintomatología de la escoliosis:

Postura de yoga
La postura de tablón lateral ayuda a mejorar los síntomas de la escoliosis. - Foto: Getty Images
  • Postura del árbol o Vrksasana: Con la postura de montaña, se debe fijar la mirada en un punto para mantener el equilibrio. Después, elevar el pie izquierdo hacia la parte interna del muslo derecho y sostener la postura por unos 20 o 30 minutos.
  • Postura de tablón lateral o Vasisthasana: Para iniciar, se debe adoptar la posición de plancha y luego, transferir el peso a la mano izquierda y al extremo del pie izquierdo, de tal modo que el pie derecho quede sobre el izquierdo. En seguida, levantar el brazo derecho en dirección al techo y elevar las caderas del piso. Esta posición se debe mantener por 20 segundo, respirar profundo y alternar el lado contrario.
  • Postura del Gato o Marjaryasana: Se debe colocar en cuatro apoyos mirando hacia el suelo, con la columna en posición neutra. Desde esta postura, realizar espiraciones lentas y, simultáneamente, dirigir el coxis hacia abajo. Se debe mover el ombligo hacia la columna, metiendo la barbilla y dirigiendo la mirada hacia las rodillas. Finalmente, inspire desplazando el coxis hacia arriba, arqueando la espalda hacia el vientre, levante la cabeza y dirija la mirada al frente. Los expertos aconsejan realizar entre 8 y 10 repeticiones.