Tendencias
Mascotas en la oficina.
El can actúa con una actitud perseguidora porque se siente seguro y protegido cerca a su dueño. - Foto: Getty Images

mascotas

Este es el motivo por el cual su perro lo sigue a todas partes

Es importante forjar la independencia en la mascota, para que no sufra cuando se queda sola o con otras personas.

Los perros son los animales más fieles y suelen seguir a su amo a todas partes, de habitación en habitación, e incluso, persiguen a su amo hasta el baño. Esta conducta los hace ser un miembro más de la familia, a tal punto de llevarlo a todas partes.

Sin embargo, las ocupaciones, la vida laboral y los compromisos personales obligan a los dueños de estas mascotas a dejarlos en casa, pero para muchos perritos estos es catastrófico porque son absolutamente dependientes de sus amos y al ver que los dejan en casa, comienzan a maullar y tener conductas que los pueden llegar a deprimir.

También le puede interesar:

El portal web El Periódico señala que esto se debe que los perros quieren a sus dueños con un amor incondicional. Incluso, las personas que los maltratan, siempre suelen recibir amor por parte de ellos y puede arriesgas su vida para el bienestar de ellos. De este modo, si el perro suele enredarse entre las piernas, y perseguirlo todo el tiempo, es porque le encanta estar cerca de su amo, escuchar su voz y sentir sus caricias.

David Ordóñez, experto en comportamiento perruno, educador canino, entrenador de perros de terapia y fundador de Perruneando señala para El Diario, explica que “los perros generan un vínculo con las personas; una relación que puede asemejarse a las relaciones de amistad que nosotros creamos con otras personas; es decir: nos identifican como parte de su grupo social, y les gusta estar a nuestro lado”, afirma Ordóñez.

Además de esto, el can actúa con una actitud perseguidora porque se siente seguro y protegido cerca a su dueño y por supuesto, el hecho de que cobra todas sus necesidades lo hacen aún más dependiente de su amo. Así mismo, la domesticación del perro también ha hecho su parte, pues “una de las características naturales, o etológicas, que hacen que un perro nos siga es que son animales sociales; es decir, son animales que de forma natural viven en grupo; por eso, de forma instintiva, buscan la compañía y la seguridad del grupo; y lo hacen, incluso con animales de especies distintas a ellos, como los humanos”.

Ahora bien, si el perro además de esta conducta perseguidora expresa comportamientos de ansiedad o de estrés, el motivo de esto, según varios estudios, que la mascota puede que esté aburrido o, peor aún, que el perro sufra ansiedad por separación.

A pesar de que esta conducta animal hace sentir muchas veces bien a su dueño porque considera que su amor es muy grande, es importante forjar la independencia en la mascota, para que no sufra cuando se queda sola o con otras personas. Por ello, es importante enseñarle órdenes básicas, como quedarse quieto o sentarse y también adiéstralo para que sea una mascota más sociable e interaccione con otras personas, perros o animales, y así sea más autónomo.

“A veces ayudan los juegos de olfato o los rompecabezas de comida; pero, sobre todo, es importante identificar qué está ocurriendo para saber cómo ayudar mejor a nuestro perro”, concluye Ordóñez.