vida moderna

Gases intestinales: siete remedios naturales para eliminarlos

Los gases intestinales también se denominan flatos o flatulencia.


El gas se forma en el intestino grueso (colon) cuando las bacterias fermentan los hidratos de carbono (fibra y algunos almidones y azúcares) que no se digieren en el intestino delgado, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Asimismo, indica ese portal que, entre otros factores alimenticios que pueden contribuir al aumento de gases en el sistema digestivo, se incluyen los siguientes:

  • Las bebidas carbonatadas, como las gaseosas y la cerveza, que aumentan los gases en el estómago.
  • Hábitos alimenticios, como comer demasiado rápido, beber con una pajilla, masticar chicle, chupar caramelos o hablar mientras se mastica, que hacen que traguemos más aire.
  • Los suplementos de fibra que contienen psyllium pueden aumentar los gases en el colon.
  • Los sustitutos del azúcar, o los edulcorantes artificiales, como el sorbitol, el manitol y el xilitol, que se encuentran en algunos alimentos y bebidas sin azúcar y que pueden causar un exceso de gases en el colon.

Así las cosas, el portal Salud 180 reveló siete remedios para eliminar los gases intestinales.

  • El primero es el té de jengibre, especia con propiedades curativas que ayudan a la digestión.
  • La segunda recomendación es consumir papaya, ya que esta fruta es ideal para combatir el estreñimiento, pues tiene un alto contenido de fibra.
  • La otra sugerencia es tomar jugo de piña, porque acelera el metabolismo y desintoxica el cuerpo.
  • Asimismo, indicó que es ideal consumir dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua antes de cada comida, pues esto ayuda con la digestión.
  • La quinta recomendación es tomar agua tibia con limón, porque puede ayudar a aliviar el estreñimiento.
  • La penúltima sugerencia es el té de manzanilla, ya que esta planta es la más conocida para aliviar las molestias estomacales.

Finalmente, se recomienda té de menta, pues ayuda con la digestión de los alimentos y disminuye la formación de gases.

Por otra parte, para evitar el exceso de gases la persona puede hacer lo siguiente:

  • Eliminar ciertos alimentos. Entre los alimentos que más comúnmente causan gases se encuentran los frijoles, guisantes, lentejas, repollo, cebollas, brócoli, coliflor, alimentos integrales, hongos, ciertas frutas y cerveza y otras bebidas con gas. Lo recomendable es quitar un alimento a la vez para ver si los gases mejoran.
  • Leer las etiquetas. Si los productos lácteos parecen ser un problema, puede que la persona tenga algún grado de intolerancia a la lactosa y por eso hay que prestar atención a lo que come y se recomienda probar las variedades bajas en lactosa o sin lactosa. Ciertos carbohidratos indigeribles que se encuentran en los alimentos sin azúcar (sorbitol, manitol y xilitol) también pueden provocar un aumento de los gases.
  • Comer menos alimentos grasos. La grasa retrasa la digestión y le da a la comida más tiempo para fermentar.
  • Reducir temporalmente el consumo de alimentos con alto contenido de fibra. La fibra tiene muchos beneficios, pero muchos alimentos con alto contenido de fibra también son grandes productores de gases. Después de quitarlas de la dieta, vuelva a añadir fibras a la dieta lentamente.
  • Probar un remedio de venta libre. Algunos productos pueden ayudar a digerir los alimentos y muchas personas creen que estos productos funcionan.

Sobre la misma línea, MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señaló que los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir los gases:

  • Masticar muy bien los alimentos.
  • No comer legumbres o repollo.
  • Evitar los alimentos ricos en carbohidratos difíciles de digerir. Estos se denominan FODMAP (por sus siglas en inglés) e incluyen la fructosa (azúcar de las frutas).
  • Evitar la lactosa.
  • No tomar refrescos carbonatados.
  • No masticar goma de mascar.
  • Comer más despacio.
  • Relajarse al comer.
  • Caminar durante 10 a 15 minutos después de comer.