Habichuela
La habichuela es un alimento rico en agua, vitaminas y minerales. - Foto: Getty Images

vida moderna

Habichuela: ¿Cómo se debe consumir para bajar de peso?

La pérdida de peso puede darse más rápido en unas personas que en otras.

Bajar de peso es un proceso que requiere dedicación, esfuerzo y paciencia, pues cuando se buscan dietas rápidas, estas podrían ocasionar un efecto rebote, que es cuando se recupera el peso perdido al terminar la dieta rápida, o se puede ocasionar que la persona se estanque en el peso, es decir, que no suba ni baje esos kilos de más.

En consecuencia, los expertos aseguran que para ver cambios hay que hacer pequeñas modificaciones diarias en la alimentación y en el cuidado físico como el ejercicio, ya que la constancia es un factor clave para lograr ver resultados.

Así las cosas, La Vanguardia reveló que el consumo de habichuelas ayuda con el proceso de pérdida de peso, ya que es un alimento con pocas calorías, bastante agua y se les puede atribuir un papel depurativo.

Por ello, la recomendación es cocinarlas al vapor por cinco o siete minutos y agregarlas en ensaladas o en purés.

No obstante, estas deben estar acompañadas de una alimentación balanceada y saludable que tenga proteínas, grasas, carbohidratos y todos los nutrientes que el cuerpo necesita como:

  • Frutas y verduras, al menos 400 g (o sea, cinco porciones) al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos.
  • Legumbres (como lentejas y alubias), frutos secos y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz moreno no procesados).
  • Menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, que equivale a 50 gramos (o unas 12 cucharaditas rasas) en el caso de una persona con un peso corporal saludable que consuma aproximadamente 2.000 calorías al día, aunque para obtener beneficios de salud adicionales lo ideal sería un consumo inferior al 5 % de la ingesta calórica total.
  • Menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas.
  • Menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día. La sal debería ser yodada.

De todos modos, es importante consultar a un experto para que guíe el proceso pues, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios.

Por su parte, para lograr bajar de peso, como ya mencionó, es importante hacer ejercicio y se deberían realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, si lo ideal es perder grasa sí se debe incorporar mayor cantidad cardio en las rutinas, pero este debe estar acompañado de ejercicios de fuerza y primero se realiza el cardio y después el entrenamiento de pesas.

Entre las actividades físicas más comunes se destacan: caminar, montar en bicicleta o correr y todas ellas se pueden realizar con cualquier nivel de capacidad y para disfrute de todos.

No obstante, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio y, por tal razón los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir con los objetivos diarios.

De todos modos, hay que señalar que la OMS indicó que a nivel mundial, las mujeres son menos activas (32 %) que los hombres (23 %) y la actividad se reduce a mayores edades en la mayoría de los países.

Adicional, señaló que las personas con un nivel insuficiente de actividad física tienen un riesgo de muerte entre 20 % y 30 % mayor en comparación con las personas que alcanzan un nivel suficiente de actividad física.