Tendencias
propiedades de la avena que disminuyen los triglicéridos
La avena tiene múltiples propiedades que contribuyen a la salud del cuerpo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Infusión de avena para bajar el colesterol alto: así se puede preparar

La avena es un cereal que brinda varias vitaminas y minerales al cuerpo y es una opción económica.

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo, pues se necesita para producir hormonas, vitamina D y sustancias que ayudan a digerir los alimentos, de acuerdo con Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

De hecho, hay que señalar que existen dos tipos de colesterol: el bueno (HDL) y el malo (LDL), y según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, los niveles altos de colesterol aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y ataques cardíacos; aunque los medicamentos pueden ayudar a mejorar los niveles de colesterol, es recomendable hacer cambios en el estilo de vida para mejorar los valores.

Por ello, El Diario La Prensa reveló que la infusión de avena es ideal para reducir los niveles de colesterol, ya que un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition y citado por El Milenio reveló que “la avena contiene betaglucano, una fibra soluble que reduce los niveles de colesterol y ayuda a procesar los alimentos en el sistema digestivo con mayor facilidad”.

Así las cosas, para obtener los beneficios se debe hervir media taza de avena en medio litro de agua.

De todos modos, antes de consumir el alimento, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique que es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica, ya que la avena puede producir gas intestinal e hinchazón.

Sin embargo, para minimizar los efectos secundarios, las personas pueden empezar con una dosis baja y aumentar lentamente a la cantidad deseada, pues el cuerpo se acostumbrará al salvado de avena y los efectos secundarios desaparecerán, porque el salvado de la avena y la avena integral son probablemente seguros para la mayoría de las personas cuando se la usa en cantidades alimentarias, de acuerdo con MedlinePlus.

Información nutricional por 100 gramos de avena

  • Calorías: 353 kcal.
  • Hidratos de carbono: 55,70 gr.
  • Proteínas: 11,72 gr.
  • Fibra: 9,67 gr.
  • Grasas totales: 7,09 gr.
  • Azúcares: 0 gr.
  • Calcio: 80 mg.
  • Hierro: 5,80 mg.
  • Magnesio: 129 mg.
  • Potasio: 355 mg.
  • Fósforo: 95 mg.
  • Sodio: 8,40 mg.
  • Zinc: 3,2 mg.
  • B1 (Tiamina): 0,67 mg.
  • B2 (Riboflavina): 0,17 mg.
  • B6 (Piridoxina): 0,96 mg.
  • Ácido fólico: 33 µg.

Por su parte, como ya se mencionó es recomendable hacer cambios en el estilo de vida para mejorar los valores y algunas recomendaciones son:

  • Seguir una dieta baja en sal, que ponga énfasis en el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Limitar la cantidad de grasas de origen animal y usar las grasas buenas con moderación.
  • Bajar de peso y mantener un peso saludable.
  • Dejar de fumar. A los 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo. A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar y dentro de un año de haber dejado, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es la mitad.
  • Realizar ejercicio la mayoría de los días de la semana durante, por lo menos, treinta minutos, aunque, las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.
  • Si se bebe alcohol, hacerlo con moderación y para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día. Es decir, para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, hasta dos diarias.