Respirar aire puro
Respirar aire puro es una de las mejores formas de oxigenar las células y favorecer la salud del organismo. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo inicia una insuficiencia pulmonar?

El consumo de tabaco puede deteriorar los pulmones.

Muchas son las enfermedades que se asocian con la dificultad para respirar, que también adoptan el nombre de insuficiencia respiratoria, entendida como la incapacidad de los pulmones de llevar oxígeno a la sangre, asegura la National Heart, Lung, and Blood Institute.

La actividad respiratoria inicia con la inhalación del oxígeno y termina con la exhalación de dióxido de carbono, este último, “es un gas desecho” que producen las células, señala la entidad. Entre tanto, el dióxido de carbono puede ser un causante de la falta de oxígeno del cuerpo cuando daña algunos tejidos de los órganos.

La entidad puntualiza, que por ejemplo, una insuficiencia aguda en las vías respiratorias no da signos previos a su aparición, sino que ocurre de manera inmediata, debido a enfermedades como la neumonía.

Inicios de la insuficiencia pulmonar

Entre los síntomas principales para identificar una insuficiencia respiratoria se encuentran: la fatiga, el cansancio, la somnolencia y la dificultad para respirar, por lo que se produce una presión arterial baja.

Por su parte, la Clínica Mayo, habla de un síndrome de dificultad respiratorio agudo, que consiste en el cúmulo de líquido que no deja que los pulmones tengan suficiente aire, ya que se deposita en los alvéolos.

.
Foto referencia sobre respirar. - Foto: Getty Images

Las personas que se ven más afectadas son aquellas que ya tienen otros problemas de salud preexistentes. No obstante, es importante destacar que como lo menciona la entidad de medicina e investigación, los pacientes que desarrollan esta dificultad intensa de no respirar pierden la vida.

Quienes son más propensos a padecerla son aquellos que tienen un alto consumo de bebidas alcohólicas y de cigarrillo previamente.

La insuficiencia respiratoria en Colombia

El Ministerio de Salud detalla que la Infección Respiratoria Aguda (IRA) es aquella producida por bacterias o virus, catalogándola como una enfermedad de importancia en salud pública.

Sin embargo, se puede indicar que esta infección no perdura por más de dos semanas. No obstante, algunas personas pueden presentar complicaciones que agravan su salud y colocan en riesgo su vida.

La infección que más se identifica es la gripe, que presenta síntomas, como la congestión, la fiebre y el malestar general. Cualquier persona puede desarrollarla, sin embargo, la Organización Mundial para la Salud, precisa que una gripe estacional puede afectar a los adultos mayores de 65 años, argumentando que en los países industrializados esta característica ha sido la más común.

“Los virus de la gripe circulan por todo el mundo”, puntualiza en la entidad internacional.

Cabe mencionar, que una persona con cualquier tipo de enfermedad en sus pulmones no puede llevar a cabo varias actividades, lo que no le permite tener calidad de vida.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

La National Heart, Lung, and Blood Institute, señala que entre las múltiples enfermedades respiratorias que existen, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, EPOC, ha afectado a más de 15 millones de adultos en los Estados Unidos.

El EPOC es una enfermedad progresiva, es decir, empeora con el paso del tiempo. Es importante recordar que las personas que consumen cigarrillo son las más propensas a desarrollarlo, sin embargo, un fumador pasivo no está exento.

Aunque se puede relacionar con un problema de salud, la institución informa que dos afecciones se identifican con ella, como la bronquitis y el enfisema.

Los pulmones son órganos vitales.
Los pulmones son órganos vitales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

“La exposición al humo del tabaco, la contaminación del aire de interiores y la exposición ocupacional a polvos, humos y productos químicos son también factores de riesgo importantes de la EPOC”, señala la Organización Mundial para la Salud.

Por último, asegura que no tiene cura, pero entre los tratamientos que existen, evitar el consumo de tabaco es el principal.