Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/23/2018 4:35:00 PM

Inteligencia emocional en un mundo de inteligencia artificial

En un mundo amenazado y dominado por la inteligencia artificial, ¿Está usted necesitando lograr un equilibrio sano entre las dos fuerzas más poderosas del ser humano? la inteligencia emocional y la inteligencia artificial.

Inteligencia emocional en un mundo de  inteligencia artificial Hemos llegado como raza humana a la absurda pretensión de relacionarnos emocionalmente con robots. Foto: Dinero

En el año 2005 el especialista Nils Nilson, nos advertía ya que debíamos tener cuidado y seriedad a la hora de dar un calificativo humano al comportamiento de una máquina.

¿Qué tipo de tareas puede realizar una máquina para sustituir a un humano? Son cada día más los robots con pretensiones de ser humanos, los que están ya conviviendo con usted en su vida cotidiana, el caso de Siri, el famoso asistente de Apple es un paradigma, ¿qué faltaría entonces para que los robots sean cada día más humanos? Posiblemente la empatía para conectarse con su alma.

La inteligencia emocional: es la capacidad de gestionar emociones, controlarlas y expresarlas de manera efectiva logrando así una interrelación sana con las personas con quienes compartimos la vida.

La inteligencia artificial: es la capacidad de resolver problemas de forma racional y lógica, a través de avances tecnológicos y maquinas computarizadas,  lo cual supone una ventaja, pero a la vez una amenaza para nuestra raza humana.

Le recomendamos: Qué es el factor D que define los "rasgos oscuros" de la personalidad

Según estos conceptos realmente usted se encuentra  con un mundo de inmediatez y de comodidad, en el cual ya es difícil reconocer si su interlocutor es un humano de carne y alma o en cambio es un robot humanizado.

La tecnología nos hace menos humanos, los científicos más preparados están uniendo sus mejores esfuerzos para lograr que las maquinas simulen sentimientos  humanos, capaces de conseguir inteligencia emocional artificial, es decir tecnología capaz de pensar y tomar decisiones.

Matthew Zeiler, fundador y CEO de Clarifai empresa dedicada a desarrollar AI Artificial Intelligence experts; máquinas que suponen la simulación de procesos de inteligencia humana, afirma que la analítica es una ventaja y solución, que está transformando al mundo en la cuarta revolución industrial.

Un estudio de la Universidad de Oxford advierte de la cantidad de trabajos que van a desaparecer, pues serán reemplazados por máquinas, por ejemplo: agentes de viajes, camareras, cocineros, guardias de seguridad, músicos, abogados, pilotos, médicos, enfermeros, dependientes de las tiendas, recepcionistas, trabajadoras domésticas, niñeras, entre otros.

En Japón ya los altos ejecutivos contratan compañeras de vida, dotadas de inteligencia artificial y nanorrobótica, con quienes cohabitan en sus casas y hasta les satisfacen sus deseos sexuales.

Puede leer: ¿Cómo ser más inteligente?

¿Dónde queda entonces la inteligencia emocional, característica humana imprescindible?  

Hemos llegado como raza humana a la absurda pretensión de relacionarnos emocionalmente con robots, que se conectarían  con nuestro espíritu mediante algoritmos, cayendo en un absoluto mundo ficticio, que nos aleja de nuestro mundo emocional.

Nos estamos autodestruyendo como humanos, incapaces de llorar y de sentir, autoconvirtiéndonos en máquinas también dominadas por respuestas sintéticas incapaces de sentir y de amar.

¿A dónde vamos a parar?

En las noches los padres están hiperconectados a sus teléfonos móviles durante la cena, imposibilitados para establecer conexión emocional con sus hijos y viceversa, en los restaurantes vemos a las parejas desconectadas de las emociones de su interlocutor, por estar pendientes del mundo artificial, en Instagram solo se ven personas que parecen robots programados para la felicidad y la belleza preeditada, como simulacro de una felicidad permanente e irreal.

¿Está usted dejando tiradas en el piso aquellas emociones que lo llevaron a abrazar a su bebé cuando nació?

¿Podría abrazar a su hijo cuando está en la distancia y acariciarlo a través de un computador?

¿Podría amar a una muñeca computarizada, en lugar de sentir la piel humana de una mujer que le entrega su alma para cuidarla?

Si bien la tecnología le facilita la vida, la soledad, las heridas emocionales, los conflictos familiares, necesitan de su alma, de su conciencia plena, para que a través de su inteligencia emocional su vida pueda alcanzar la plenitud y la felicidad.

Piense por un instante en el patrimonio emocional que usted quiere heredarles a sus hijos y a las personas que ama, si no los abraza, si no los acaricia, si no los consuela en sus momentos de dolor, si no toca su alma con su amor, será imposible que ellos lo recuerden, entonces será solo a través de una pantalla que podrán encontrarlos de nuevo.

Le sugerimos: 4 consejos para aumentar tu inteligencia emocional

Vivimos como robots con vidas mecánicas incapaces de construir vínculos humanos que estimulen nuestro espíritu y que lo lleven a la verdadera iluminación del ser, de nuestra existencia terrenal. ¿Cuál es la huella que usted quiere dejar a quienes lo recuerden cuando de usted no quede rastro?

Ojalá no sea una herencia meramente robótica artificial, sino una espiritual perpetua.

Mi píldora para el alma de esta semana:

Escapar del silencio lo desconecta de su alma, aturdir su vida con tecnología,  no le permitirá escuchar los gritos profundos de su espíritu.

EDICIÓN 1954

PORTADA

Recta final apretada por la Alcaldía de Bogotá

En la lucha por las alcaldías se cierra la pelea en Bogotá y Cali. En Medellín el puntero toma ventaja. En Barranquilla hay un virtual ganador y en Bucaramanga cualquier cosa puede pasar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1954

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.