Tendencias
El apio es un alimento con propiedades diuréticas y depurativas. Foto: Getty Images.
El apio es un alimento con propiedades diuréticas y depurativas. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

Jugo de apio en ayunas: seis beneficios que aporta su consumo

El apio contiene pocas calorías, es rico en fibras y tiene acción diurética.

El apio es una especie vegetal perteneciente al orden de las umbelíferas y aporta proteínas, potasio y flavonoides, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Además, explicó que el apio es un alimento de bajo contenido energético, su consumo resulta saludable y refrescante por su contenido en agua y sales minerales.

Asimismo, como ya se mencionó, el apio es fuente de potasio, el cual contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.

También contiene flavonoides, entre los que cabe citar la miricetina, quercetina y kaempferol (flavonoles), y la luteolina y apigenina (flavonas).

Por otro lado, el aceite de semilla de apio contiene ftálidos que son sustancias de origen natural que cuenta con propiedades sobre la mucosa gástrica y un aceite volátil, el apiol.

Así las cosas, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde reveló en su portal web algunos beneficios de la planta como, por ejemplo:

1. Ejerce acción antioxidante: Los antioxidantes son compuestos químicos que interactúan con los radicales libres y los neutralizan, lo que les impide causar daño, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer.

2. Disminuye el colesterol: El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo y es necesario para producir hormonas, vitamina D y sustancias que ayudan a digerir los alimentos, pero cuando esta se eleva puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

3. Disminuye a presión arterial. La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo, pero cuando la presión arterial se mantiene mucho tiempo alta, hace que el corazón bombee con más fuerza y trabaje demasiado, lo que puede ocasionar serios problemas de salud, como ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca, e insuficiencia renal.

4. Tiene efecto hepatoprotector: El hígado es el órgano de mayor tamaño dentro del cuerpo y ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacena energía y elimina toxinas.

5. Previene infecciones urinarias: Son infecciones comunes que ocurren cuando entran bacterias a la uretra, generalmente de la piel o el recto, e infectan las vías urinarias.

6. Controla la diabetes: La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De igual forma, otros beneficios incluyen: pérdida de peso, aumento de las defensas, mantener la salud gastrointestinal, entre otros.

Sobre le consumo, el portal portugués indicó que “el apio es un vegetal muy versátil, utilizándose de diversas maneras, se puede comer crudo, cocido al vapor o al horno y para hacer diferentes recetas, como salsas, sopas, ensaladas, cremas, en forma de palitos como snacks con queso blanco y hierbas e incluso para preparar jugos, licuados o té”.

Información nutricional por 100 gramos de apio

  • Energía: 15 calorías
  • Agua: 94,4 g
  • Proteína: 1,1 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Carbohidratos: 1,5 g
  • Fibra: 2,0 g
  • Vitamina B1: 0,05 mg
  • Vitamina B2: 0,04 mg
  • Vitamina B3: 0,3 mg
  • Vitamina C: 8 mg
  • Vitamina B9: 16 mcg
  • Potasio: 300 mg
  • Calcio: 55 mg
  • Fósforo: 32 mg
  • Magnesio: 13 mg
  • Hierro: 0.6 mg

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.