vida moderna

Las dos bebidas más saludables para el cuerpo, según la Universidad de Harvard

El café y el té, si se consumen con moderación, pueden ayudar a prevenir determinas enfermedades.


Los expertos siempre han mencionado la importancia de mantener al cuerpo hidratado por medio del consumo de líquidos, como el agua, incluso cuando no está haciendo un clima soleado. El agua es considerada como la bebida más saludable; algunos expertos indican que este líquido debe ser el que acompañe a las comidas por encima de los jugos.

La Universidad de Harvard menciona que existen otras bebidas que se pueden incluir en el plan de alimentación y que ayudan al cuerpo a que se mantenga hidratado; además, pueden prevenir determinadas enfermedades. La reconocida universidad en Cambridge, dio a conocer un estudio en el que destaco bebidas como el té y el café.

En medio del informe, la institución educativa destacó a las dos bebidas como saludables gracias la cantidad de antioxidantes, flavonoides y otras sustancias que contienen, que pueden ayudar a mantener la buena salud del cuerpo.

Harvard resalta en el estudio que varias tazas de café a diario, sin excederse y sin azúcar, pueden ayudar a reducir algunas enfermedades como la demencia; además, pueden potenciar el sistema en general. El estudio reveló que dosis moderadas de café pueden aumentar el estado de alerta y la capacidad de concentración de las personas, pero hay que tener precaución, ya que en altas cantidades puede provocar un aumento del ritmo cardíaco, ansiedad o falta de sueño.

Vitaminas B, K y antioxidantes, son algunos nutrientes que aporta el consumo de café. Foto: Getty images.
Vitaminas B, K y antioxidantes, son algunos nutrientes que aporta el consumo de café. - Foto: Foto: Getty images.

Entre las distintas dolencias para las que el café puede ser beneficioso, la institución destaca la reducción del riesgo de padecer diabetes tipo 2, una enfermedad cardíaca o enfermedad cerebrovascular, enfermedades neurodegenerativas o cálculos biliares. Además, el estudio menciona que el café descafeinado puede ser una buena opción para aquellas personas que no toleran la cafeína; además, puede ofrecer beneficios similares a los de una taza de café con cafeína.

Con respecto al té, el estudio menciona que este, como es un simple añadido al agua, sigue conservando sus propiedades para hidratar al cuerpo de forma correcta. El estudio concluyó que unas dos o tres tazas diarias pueden reducir el riesgo de muerte prematura o de enfermedad cardíaca; sin embargo, explica que si se consume muy caliente o a elevada temperatura puede incrementar el riesgo de padecer cáncer de estómago.

El informe recordó que el té es la bebida más popular del mundo después del agua y que es una preparación sencilla, en la que solo se debe verter agua caliente sobre hojas curadas de la planta Camellia sinensis.

Por otra parte, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda el consumo de esta bebida para bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Además, un estudio de 2002 publicado en la revista Circulation comprobó que las personas que habían padecido un infarto y tomaban regularmente té reducían en un 44 % las posibilidades de volver a sufrir otro.

Dentro de todas las variedades de té que existen la FEC recomienda el consumo de té verde; el cual hace parte principal de la dieta de los japoneses, quienes gozan de la mayor esperanza de vida del mundo.

Por último, Harvard aconseja limitar el consumo de leche y lácteos, al igual que zumos o jugos, un vaso al día como mínimo, eso sí evitando por completo en lo posible las bebidas azucaradas.