Tendencias
Consumo de alcohol
Cuando se consume alcohol con el estómago vacío, es posible que la persona pierda la conciencia más rápido. - Foto: Getty Images

vida moderna

Las enfermedades que produce el consumo excesivo de alcohol

El consumo moderado de alcohol en adultos sanos significa hasta una copa al día para las mujeres y hasta dos copas al día para los hombres.

Cuando el organismo recibe cantidades excesivas de alcohol, este reacciona de forma negativa, generado algunas consecuencias que pueden ser alarmantes para la salud. De acuerdo con el portal web, Medline Plus, cerca de 18 millones de adultos en Estados Unidos tienen trastorno por el consumo de alcohol.

Específicamente, el trastorno por el consumo de alcohol puede generar distintos síntomas en el organismo, como ansiedad, pérdida del control y un estado emocional negativo. De modo que si se padece este trastorno, es importante someterse a un tratamiento de desintoxicación del cuerpo y un tratamiento psicológico para controlar la abstinencia.

A su vez, es importante tener presente las consecuencias que genera el excesivo consumo de alcohol para la salud. Por esta razón, el portal web Tua Saúde lista las enfermedades que se pueden contraer:

  • Gastritis: Esta es una de las enfermedades más comunes que provoca el alcohol. La gastritis se trata de una inflamación de la pared del estómago que causa ciertos síntomas, como pérdida de apetito, acidez, náuseas y vómitos.
  • Hepatitis o cirrosis hepática: Cuando se consumen grandes cantidades de alcohol, se provoca una inflamación en el hígado, la cual causa síntomas como piel y ojos amarillentos y abdomen hinchado. Los casos de cirrosis hepática se dan cuando las células del hígado son destruidas, ocasionando la muerte del paciente.
  • Hipertensión arterial: Al consumir alcohol, se causa un aumento de la presión sistólica. Adicional a ello, uno de los mecanismos que puede favorecer su aparición es que el alcohol contiene calorías que favorecen el aumento de peso a largo plazo, lo que provoca la hipertensión arterial. Además de esto, el abuso de alcohol también disminuye el efecto de los medicamentos antihipertensivos, por este motivo las personas que ya sufren de hipertensión debe evitar su consumo.
  • Fibrilación auricular: Particularmente, el exceso de alcohol en el organismo afecta el funcionamiento del corazón, provocando que lata más rápido y a un ritmo irregular. Al mismo tiempo, también puede provocar aleteo auricular y extrasístoles ventriculares.
  • Infarto y trombosis: Como tal, el consumo de alcohol por encima de lo 60 grados estimula el aumento del VLDL, que es uno de los tipos de colesterol “malo”, y disminuye el HDL, que es el colesterol “bueno”. Lo anterior puede provocar la aterosclerosis y puede desencadenar otras enfermedades cardiovasculares como infarto o trombosis.
  • Miocardiopatía alcohólica: Las personas que consumen alcohol por encima de 110 g/día durante 5 a 10 años, tienden a generar dicha afección. Esta alteración hace que haya un aumento de la resistencia vascular, disminuyendo el índice cardíaco.
  • Infertilidad: El consumo excesivo de alcohol puede ocasionar una lesión en los nervios, causando impotencia sexual en los hombres. En cuanto a las mujeres, se puede sufrir de irregularidades en el ciclo menstrual, a tal punto de provocar infertilidad.
  • Anorexia alcohólica: Esta afección se caracteriza porque la persona solamente consume bebidas alcohólicas para evitar la ingesta de calorías y adelgazar. Este trastorno alimenticio puede provocar la aparición de anorexia y bulimia. Además, el alcohol en exceso también causa el aumento del ácido úrico.
  • Demencia: Este trastorno mental se caracteriza por la pérdida de memoria, dificultad para hablar y movilizarse.