salud

Lentejas: estas son las contraindicaciones y efectos secundarios que tiene su consumo

Una ración de esta legumbre aporta más de un tercio de hierro del que se necesita al día.


Las lentejas son una de las legumbres que aporta múltiples beneficios para la salud. Este alimento se destaca principalmente por su alto valor energético y por sus proteínas. Del mismo modo, son una fuente de hidratos de carbono, su contenido en grasas es casi nulo y gracias su cantidad de hierro le permite absorber mejor la combinación con alimentos que contenga vitamina C.

Además de ello, esta legumbre aporta al organismo vitamina A, vitamina B1, vitamina B6, ácido fólico, vitamina C y su alto contenido en vitaminas del grupo B contribuyen a mejorar el sistema nervioso y el estado de ánimo. Según varios expertos, lo ideal es añadir a las comidas entre 80 y 90 gramos de lentejas, ya que esta legumbre contienen 7,1 miligramos de hierro por cada 100 gramos de este alimento, una cantidad considerable.

Este alimento se caracteriza por ser ideal para adelgazar, puesto que la fibra que lo componen acelera el metabolismo y permite que el sistema digestivo se mantenga limpio y funcionado correctamente. Del mismo modo, las lentejas aumentan la energía por su contenido en fibra soluble y a su vez, ayuda a descomponer los carbohidratos de manera lenta, a su vez, proveen energía duradera y constante.

Otro de los beneficios es que protege el sistema nervioso gracias a su contenido de vitaminas del grupo B, en especial la B1, B2, B5, B6 y ácido fólico. La revista Cuerpo y Mente señala que con la cocción de las lentejas este nutriente puede perder su gran aporte, pero si se consumen germinadas se puede notar el impacto en el organismo.

Las lentejas también son un alimento ideal para prevenir la anemia, debido a su riqueza en hierro. La revista especializada en salud aconsejan combinarlas con algún alimento rico en vitamina C, para que el organismo reciba de mejor manera este nutriente.

A pesar de los beneficios que otorgan las lentejas al organismo, tienen algunas contraindicaciones y algunos efectos secundarios que se deben tener en cuenta. El portal Unisima da a conocer las principales situaciones:

  • Una persona con diagnóstico de gota o un alto nivel de ácido úrico, debe consumir esta legumbre en menor cantidad debido al elevado contenido en purina.
  • Si bien las lentejas no contienen gluten, al ser procesadas pueden adicionarles cereales con gluten, es por ello que se recomienda tener precaución para las personas que son más propensas a sufrir de alguna alergia.
Una ración de esta legumbre aporta más de un tercio de hierro del que se necesita al día.
Una ración de esta legumbre aporta más de un tercio de hierro del que se necesita al día. - Foto:
  • Este alimento se aconseja consumirlo junto a cereales que tengan metionina y cistina, ya que las lentejas no los poseen.
  • En caso de diarrea, no se aconseja consumir lentejas. Para esta situación lo más óptimo es hacer una dieta a base de agua de arroz, zanahorias, papa, manzana y otros alimentos más digestivos.
  • Del mismo modo, las personas con enfermedad de Crohn, colitis y colon irritables no deben co
  • nsumir lentejas porque contienen altos niveles de fibra.
  • Las lentejas no son adecuadas para las personas que deban reducir la cantidad de potasio en su alimentación, como puede ser el caso de las personas que tengan insuficiencia renal, síndrome nefrótico o enfermedades que afecten la salud de los riñones.
  • Este alimento es ideal para los bebes; sin embargo, su inducción debe ser lenta y bajo supervisión médica. Se recomienda introducirlas en muy pocas cantidades y que sean previamente remojadas.

En general, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) recomiendan el consumo regular de las legumbres “para conseguir una alimentación saludable y contribuir a la prevención de la obesidad y las enfermedades no transmisibles”. Por ello, se puede incluir entre 3 y 4 raciones de legumbres semanales, de unos 60-80 gramos de alimento crudo.