vida moderna

Licuado con espinaca para perder peso de manera rápida: así se prepara

Alcanzar un peso saludable puede ayudar a controlar el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre.


A diario las personas buscan dietas rápidas para perder peso, pero esta no es la mejor manera de perder peso permanentemente, pues la pérdida debe ser continua y controlada, pero durante el proceso de pueden incluir bebidas que ayuden a acelerar el proceso.

Por ello, el portal Mejor con Salud reveló que el licuado con espinaca se puede incluir en la alimentación para perder peso de manera rápida y para prepararlo se debe licuar una manzana; el zumo de un limón; ½ taza de agua; una taza de espinacas.

No obstante, es importante señalar que el licuado no hace milagros y este debe consumirse con un plan de alimentación completo que contenga frutas, verduras, grasas, proteínas, carbohidratos y todos los nutrientes que necesita el cuerpo.

De todos modos, antes de consumir el licuado, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Además, respecto a la alimentación, algunos consejos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, para empezar a perder peso son:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.

Asimismo, hay que recalcar que una buena alimentación reduce los factores de riesgo asociados con las enfermedades que causan más daño en el ser humano como diabetes, triglicéridos, hipertensión arterial, entre otras.

Adicional, se debe aumentar la cantidad de ejercicio o actividad física que se hace cada día y es idea seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

Los ejercicios de cardio, también conocidos como ejercicios aeróbicos, son los más implementados cuando se busca quemar calorías y reducir el peso corporal. Sin embargo, los que involucren pesas ayudan al cuerpo a quemar grasa mientras se construye masa muscular, lo que también funciona para acelerar el metabolismo.

Sobre la misma línea, hay que señalar que la edad es un factor que tiene un rol importante al momento de bajar de peso y quemar grasa corporal, pues a medida que se envejece el cuerpo tiene cambios hormonales y metabólicos que impide la quema de calorías con facilidad. Asimismo, la ansiedad, el estrés o la falta de autocontrol impactan la manera en que cada cuerpo almacena o procesa la grasa.

Además, cada persona es diferente y por tal razón cada proceso es individual. Por consiguiente, es importante no compararse, porque el proceso puede ser más rápido en algunas personas que en otras.

“Las investigaciones sugieren que la manera más segura de perder peso y no volver a aumentarlo es siguiendo una dieta saludable con menos calorías de lo que antes consumía y haciendo ejercicio todos los días. La meta es perder de ½ libra a 2 libra (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso)”, explicó el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos