Tendencias
Creativo
El corazón está compuesto de tejido muscular y bombea sangre a todo el cuerpo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Los peores alimentos para el corazón que se consumen a diario

La alimentación es indispensable para evitar el padecimiento de diversas enfermedades.

El corazón es un órgano del tamaño aproximado de un puño que está compuesto de tejido muscular y que bombea sangre a todo el cuerpo, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Por ello, cuidarlo es de vital importancia, pero a diario se cometen muchos errores como, por ejemplo, tener malos hábitos que dañan el corazón.

Así las cosas, el portal Cocina Fácil reveló que los peores alimentos para el corazón que se consumen a diario son:

  • Alcohol: El efecto de la ingesta continua de bebidas alcohólicas y en grandes cantidades puede implicar un riesgo para la vida de las personas, pues puede incidir en el desarrollo de afecciones como la hipertensión, la enfermedad del hígado graso, los infartos y los accidentes cerebrovasculares, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación. Por tal razón, la recomendación es una bebida diaria si se es mujer y dos bebidas diarias si se es hombre.
  • Bebidas energizantes: Un estudio de Mayo Clinic reveló que una bebida energizante puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca en los jóvenes.
  • Bollería industrial: Los alimentos de pastelería y bollería industrial están compuestos por harinas, grasas de distinta procedencia (mantequillas, margarinas, aceites vegetales, grasas hidrogenadas, etc.) y azúcar, lo cual si se consume en exceso, se pueden presentar enfermedades cardiovasculares.
  • Carne roja: La investigación más reciente, realizada con el apoyo de los Institutos Nacionales de la Salud, ha encontrado una conexión entre el consumo diario de carne roja y el aumento de los niveles de una sustancia química que se ha relacionado con las enfermedades cardíacas. Por ello, la ingesta recomendada de este alimento es de tres a cuatro raciones a la semana.
  • Mantequilla: La mantequilla se obtiene mediante el batido y amasado de la nata de la leche, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Además, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que la mantequilla es un derivado lácteo que está hecha de grasa animal, la cual tiene un nivel elevado de grasa saturada que son las del tipo “malo” y pueden afectar la salud. Se pueden tener problemas cardíacos, ya que un exceso de grasa saturada puede causar la acumulación de colesterol en las arterias (vasos sanguíneos). Las grasas saturadas elevan el colesterol LDL (malo). Un colesterol LDL alto incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
  • Exceso de sal: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó consumir menos de cinco gramos de sal al día (aproximadamente una cucharadita). Además, indicó que la sal debería ser yodada.

Dicho lo anterior, la American Heart Association reveló los mejores métodos para prolongar la salud del corazón como:

1. Comer alimentos saludables para el corazón.

  • Reducir las grasas saturadas. Las grasas saturadas, que se encuentran principalmente en las carnes rojas y los productos lácteos enteros, aumentan el colesterol total.
  • Eliminar las grasas trans. Las grasas trans, que a veces figuran en las etiquetas de los alimentos como “aceite vegetal parcialmente hidrogenado”, se utilizan a menudo en margarinas y galletas, galletitas saladas y pasteles comprados en tiendas.
  • Comer alimentos ricos en ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos omega 3 no afectan el colesterol LDL, pero tienen otros beneficios para la salud del corazón, entre ellos la disminución de la presión arterial. Los alimentos con ácidos grasos omega 3 incluyen el salmón, la caballa, el arenque, las nueces y las semillas de linaza.
  • Aumentar la fibra soluble. La fibra soluble puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. La fibra soluble se encuentra en alimentos tales como avena, fríjoles, coles de Bruselas, manzanas y peras.
  • Añadir proteína de suero de leche. La proteína de suero de leche, que se encuentra en los productos lácteos, puede ser responsable de muchos de los beneficios para la salud atribuidos a los lácteos. En los estudios se demuestra que la proteína de suero de leche administrada como suplemento reduce tanto el colesterol LDL como el colesterol total, así como la presión arterial.

2. Hacer ejercicio. Las nuevas directrices de la OMS recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.