Foto de referencia sobre el cerebro y la memoria
La pérdida normal de la memoria relacionada con la edad no genera trastornos importantes en la vida diaria. - Foto: Getty Images

vida moderna

Memoria: los trucos para mejorarla en un mes

Estos suplementos se deben consumir bajo la orientación de un profesional de la salud.

Es común que el envejecimiento conlleve a cierto grado de problemas de memoria y a un leve deterioro de las habilidades de razonamiento. No obstante, hay una gran diferencia entre los cambios normales de memoria y la pérdida de memoria asociada con enfermedades como el Alzheimer y los trastornos relacionados.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la pérdida normal de la memoria relacionada con la edad no genera trastornos importantes en la vida diaria.

Sin embargo, cuando se da un deterioro de la memoria, razonamiento, juicio, lenguaje y otras habilidades de pensamiento, se puede tratar de distintos trastornos como demencia vascular, demencia frontotemporal, Alzheimer, encefalopatía TDP-43 y demencia con cuerpos de Lewy.

Las causas de este daño progresivo en el cerebro suelen ser por el consumo de medicamentos; trastornos emocionales como el estrés, la ansiedad o la depresión; alcoholismo; enfermedades cerebrovasculares; traumatismo craneal menor, y apnea del sueño. De modo que para tratar la pérdida de memoria progresiva, es relevante acudir al médico para determinar la causa y el tratamiento a seguir.

Ante esto, es importante tener en cuenta que este tipo de enfermedades leves y graves se pueden prevenir con el consumo de una dieta saludable, hacer ejercicio de manera regular, activar el cerebro con ejercicios mentales, tener una vida social activa y disminuir los niveles de estrés en todos los ámbitos.

Además, el portal web Tua Saúde señala que el consumo de suplementos que contienen vitaminas y minerales esenciales ayudan a fomentar el funcionamiento cerebral, la concentración y el razonamiento, así como combatir el agotamiento físico y mental.

De acuerdo con el portal By the land, existen varias actividades por hacer, si el objetivo es ayudar a mejorar la memoria en un mes:

Hacer actividad física y mental: El movimiento del cuerpo y la actividad cerebral ayuda a estimular la mente. Esto se debe a que pensar ayuda a enfocar la mente, impulsando a que recuerde la información procesada.

Mientras que el ejercicio físico hace que el hipocampo incremente su tamaño, esto ayuda a que haya más recuerdos, los cuales hacen que la información esté disponible por un largo plazo.

Recordar y hablar: Mientras más se hable, más se estimula la memoria, pues por lo general se hace sobre acontecimientos. El portal destaca que es una de las formas más efectivas de estimular la mente.

Leer: Esta actividad le ayuda al cerebro a retener información, así como mantener la mente ejercitada.

Cabe mencionar que la mayoría de los suplementos que contienen plantas medicinales como el Panax ginseng o Ginkgo biloba mejora el flujo sanguíneo cerebral, facilitando así el funcionamiento cognitivo. Por esta razón, la revista Mejor con Salud da a conocer algunos suplementos útiles para reforzar los niveles de memoria y concentración:

  • Ginkgo biloba: El extracto de esta planta tiene una relación con el desarrollo de la función cognitiva, auditiva y de la visión. Estudios citados por la Asociación de Urología del Oeste de Nueva York vinculan el ginkgo con menores pérdida de memoria leve en adultos de la tercera edad.
  • Magnesio: Este nutriente está asociado con el aprendizaje y la memoria a corto y largo plazo, según indica la Revista de Neurología. En una de sus publicaciones aseguran que el magnesio incrementa la concentración y aumenta el número de sinapsis funcionales.
  • Vitaminas del complejo B: En general, todas las vitaminas que conforman este grupo son esenciales para el organismo, pero en especial, ayudan a favorecer el trabajo del sistema nervioso y el metabolismo, aumentando la capacidad de memoria y concentración. “Nutrición Hospitalaria destaca que, junto con otros micronutrientes y minerales, la vitamina B desempeña efectos neuroprotectores y ventajosos para el rendimiento intelectual”, señala Mejor con Salud.