vida moderna

¡Ojo! Estas son las contraindicaciones que tiene el aceite de coco

Aunque los beneficios de este aceite son grandes, debe moderarse su consumo para evitar problemas a la salud.


El aceite de coco se ha convertido en uno de los productos naturales que más ofrece importantes beneficios para el cuerpo y para la salud. Incluso, muchos lo han llamado un superalimento y es promovido por famosos en todo el mundo a través de sus redes sociales.

De hecho, un estudio de consumo en Estados Unidos demostró que el 72 % de los estadounidenses considera el aceite de coco como saludable.

Además, según el portal especializado en salud Healthline, los ácidos grasos que contiene este aceite aumentan el colesterol HDL (bueno) en la sangre, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Por ello, puede ser incorporado en la dieta diaria, pero de forma moderada.

Los nutrientes naturales del aceite de coco, extraídos de la pulpa seca de este fruto, pueden convertirse en importantes aliados para conservar o mejorar el estado de la piel, sobre todo cuando el proceso natural de envejecimiento genera la aparición de arrugas, líneas de expresión, sumado a las pecas, ojeras y manchas.

Por su parte, el portal Medical News Today señala que, además de aumentar el colesterol bueno, ayudaría a controlar los niveles de azúcar en la sangre, reducir el estrés, acelerar el crecimiento del cabello y las uñas, prevenir enfermedades hepáticas y reducir síntomas de algunas alergias como el asma.

Por otro lado, el portal Mejor con Salud señaló que el aceite de coco también contiene contraindicaciones, por lo que no se puede abusar de él. Entre las razonas por las que se debe consumir con moderación, están:

  • Propensión a las indigestiones: debido a que este elemento no es fácil de digerir, puede provocar irritación intestinal. Si se tiene sensibilidad alimentaria, es mejor evitarlo.
  • Alergias cutáneas: el aceite de coco puede causar irritaciones en la piel. “Los efectos son inflamación, comezón y urticaria”.
  • Colesterol alto: aquellas personas con problemas de colesterol deben considerar tomar menos este producto, pues, las investigaciones en este campo son ambiguas y por lo tanto, es mejor prevenir posibles daños.
  • Diabetes: quienes padezcan esta afección deben alejarse de este alimento ya que promueve el aumento de las glucemias y, en ocasiones, impacta la sensibilidad a la insulina.
  • Enfermedades cardiacas e hipertensión: aunque las grasas del aceite de coco no se consideran tan perjudiciales, su consumo excesivo puede dejar rastros en las paredes de las arterias, obstruyendo el flujo sanguíneo y aumentando la insuficiencia cardiaca.

Cabe recordar que si se tienen comorbilidades o hay señales adversas al consumo de este aceite, se debe acudir al especialista para recetar el tratamiento necesario al padecimiento.

Algunos beneficios de tomar aceite de coco en ayunas

La revista UnComo del portal Mundodeportivo, señaló cuáles serían los beneficios de tomar este producto en ayunas:

  • Ayuda a controlar el hambre: las grasas naturales de este producto ayudan a controlar el hambre. Sin embargo, los diabéticos deben tener cuidado al consumirlo pues ejerce control sobre los niveles de azúcar.
  • Reduce el estrés: expertos han podido comprobar que este artículo tiene un efecto calmante, por lo que también combate la ansiedad.
  • Mejora el sistema inmunitario: gracias al ácido láurico que posee, el aceite de coco ayuda a fortalecer el sistema inmunitario. Incluso es usado para prevenir caries y para eliminar hongos en las uñas.
  • Ayuda a adelgazar: al consumirlo, desvanecerá las grasas acumuladas en el cuerpo. “Así, el aceite de coco ayuda a adelgazar cuando se toma por las mañanas porque hace que se pierdan grasas al ayudar a mantener al cuerpo en estado de cetosis [situación metabólica del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos]”.