vida moderna

Ojos secos: síntomas, causas y prevención

El síndrome de ojo seco puede aparecer a cualquier edad, pero es cada vez más común a medida que pasa el tiempo, en especial después de los 50 años.


Los ojos secos o el síndrome del ojo seco es causado por una falta crónica de suficiente lubricación y humectación sobre la superficie del ojo.

En concreto, las consecuencias del ojo seco abarcan desde una irritación ocular leve, pero constante a una inflamación significativa, e incluso la aparición de cicatrices en la superficie frontal del ojo, según el portal especializado en salud ocular, AllAboutVisión.

El ojo seco puede ser temporal o crónico y se produce cuando las glándulas lagrimales no producen suficientes lágrimas, o cuando las lágrimas se evaporan demasiado rápido.

El magacín Healthline, señala que el ojo seco crónico no tratado puede causar una variedad de complicaciones, que van desde visión doble hasta infecciones, aunque en la mayoría de ocasiones se puede aliviar.

Tired woman looking her eye bags in the bathroom.
Las consecuencias del ojo seco abarcan desde una irritación ocular leve pero constante a una inflamación significativa. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Ahora bien, el ojo seco regularmente se presenta en personas que tienen buena salud, pero se vuelve más común con la edad. Esto puede ocurrir debido a cambios hormonales que hacen que los ojos produzcan menos lágrimas, según la Clínica Mayo.

Causas de resequedad en los ojos

  • Medicamentos para el resfriado o las alergias.
  • Usar lentes de contacto.
  • Ambiente o sitio de trabajo seco (con viento, aire acondicionado).
  • Calor o quemaduras químicas.
  • Cirugía previa del ojo.
  • Uso de gotas para los ojos para otras enfermedades oculares.
  • Un trastorno autoinmunitario poco común en el que las glándulas que producen las lágrimas son destruidas (síndrome de Sjögren).
  • Exposición al sol.
  • Tabaquismo o ser fumador pasivo.

Síntomas del ojo seco

  • Ojos fatigados.
  • Ojos doloridos.
  • Sensación de sequedad.
  • Ojos rojos.
  • Fotofobia.
  • Visión borrosa.
  • Sensación de quemazón.
  • Picazón en los ojos.
  • Sensaciones dolorosas.
  • Pesadez en los párpados.

Factores relacionados el síndrome de ojo seco

Aquí algunos factores que pueden aumentar el riesgo de ojos secos, compartidos por el portal AllAboutVision, para tener en cuenta:

Ambientes interiores

  • El aire acondicionado, los ventiladores de techo y los sistemas de calefacción de inyección de aire pueden disminuir la humedad ambiental interior o acelerar la evaporación lagrimal, lo que genera síntomas de ojo seco.

Ambientes exteriores

  • Los climas cálidos y las condiciones ventosas o de bajos niveles de humedad aumentan los riesgos de ojo seco.

Uso de computador

  • Cuando se usa un computador o un celular, así como otros dispositivos digitales portátiles, las personas tienden a parpadear menos frecuentemente y menos profundamente, lo cual lleva a una mayor evaporación lagrimal y también a un mayor riesgo de tener síntomas de ojo seco.

Uso de lentes de contacto

  • No es un factor directo que los lentes de contacto contribuyen a los problemas de ojo seco, pero la incomodidad de esta afección es una razón primordial por la que las personas dejan de usarlos.

Envejecimiento

  • El síndrome de ojo seco puede aparecer a cualquier edad, pero es cada vez más común a medida que pasa el tiempo, en especial después de los 50 años.

Menopausia

Vuelos frecuentes

  • Sin duda, el aire de las cabinas de los aviones es sumamente seco y puede originar problemas de ojo seco, en especial en las personas que vuelan con frecuencia.

Fumar

  • El fumar se relaciona con problemas oculares graves como, por ejemplo, degeneración macular, uveítis y cataratas, además, del síndrome de ojo seco.

Problemas de párpados

  • El parpadear o el cierre incompleto de los párpados al dormir, el cual es un trastorno llamado lagoftalmos, puede ser causado por envejecimiento o aparecer después de una blefaroplastia plástica, así como por otras causas, puede ocasionar ojo seco grave, el cual si no se trata, podría llevar a una úlcera corneal.

Condiciones de salud

  • Algunas enfermedades sistémicas, como Síndrome de Sjogren, diabetes, trastornos relacionados con la tiroides, lupus y artritis reumatoide, contribuyen a la aparición de problemas de ojo seco.

Medicamentos

  • Muchos medicamentos de venta libre, que incluyen antidepresivos, antihistamínicos, píldoras para el control de la natalidad y determinados fármacos para la presión arterial aumentan el riesgo de síntomas de ojo seco.

Prevención:

Por fortuna, existen opciones eficaces de tratamiento para las personas que sufren de ojo seco crónico. En muchos casos, el uso regular de lágrimas artificiales y algunas modificaciones de los hábitos, como tomar descansos frecuentes cuando se trabaja en la computadora, pueden reducir los síntomas de ojos secos. Sin embargo, se recomienda consultar con el médico especialista si los síntomas aumentan.