vida moderna

Té de tamarindo para mejorar la visión y aumentar defensas: así se puede consumir

Tiene vitamina C y A, y ambos son micronutrientes importantes para aumentar y estimular las células de defensa del organismo.


El tamarindo es una de las frutas más exóticas y tropicales. Se caracteriza porque es rica en vitaminas A y C, posee un sabor ácido, un elevado aporte calórico y fibras, minerales y antioxidantes.

Además, previene el surgimiento de enfermedades cardíacas, fortalece el sistema inmune, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y cuida la salud visual, según el portal especializado en salud Tua Saúde.

Adicionalmente, es rico en fibra. Por eso, tomar zumo en altas concentraciones tendrá un efecto laxante que ayuda a depurar el organismo. Incluso, se recomienda para las personas con problemas diuréticos, ya que facilita la eliminación de toxinas por medio de la orina, según el portal Nutrición y Farmacia.

El magacín Helathline señala que, además, el agua de tamarindo se utiliza para ayudar a contrarrestar síntomas de la diarrea, estreñimiento, fiebre y úlceras pépticas. Asimismo, las hojas y cáscara de este fruto se pueden emplear para sanar heridas de la piel.

Astigmatismo
El tamarindo aporta vitamina A, previniendo la degeneración macular y las cataratas. - Foto: Getty Images

Beneficios del tamarindo

  • Favorece la cicatrización: contiene vitamina C, vitamina A y propiedades antiinflamatorias que favorecen la regeneración de la piel.
  • Aumenta peso: en personas que tienen bajo grasa y masa corporal, gracias a su aporte calórico, no solo aporta energía, también aminoácidos esenciales, por lo cual también aporta proteínas.
  • Previene el envejecimiento precoz: aporta antioxidantes que evitan el daño que causan los radicales libres a las células.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas: inhibe varios procesos biológicos involucrados en la inflamación y, en el caso del dolor, activa los receptores opioides. Esto podría ser beneficioso para tratar enfermedades inflamatorias, reumatismo, dolor de estómago y de garganta.
  • Cuidar la salud visual: aporta vitamina A, previniendo la degeneración macular y las cataratas.
  • Fortalece el sistema inmune: da vitamina C y A, y ambos son micronutrientes importantes para aumentar y estimular las células de defensa del organismo.
  • Mejora la salud gastrointestinal: es beneficioso tanto para las personas con estreñimiento como para tratar disentería y diarrea, gracias a que contiene gomas y pectinas, así como otros componentes que pueden ayudar en el tratamiento de estos problemas.
  • Ayuda a reducir el colesterol “malo” LDL: contiene antioxidantes que favorecen su disminución, cuidando la salud del corazón, previniendo el surgimiento de enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a controlar la diabetes: sirve cuando se ingiere en pequeñas porciones, esto ocurre debido a que posee actividad hipoglucemiante. Incluso, se cree que podría ser gracias a sus fibras que reducen la absorción de azúcar en el intestino.

Agua de tamarindo

Ingredientes:

  • 5 vainas de tamarindo.
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

  • Colocar el litro de agua en una olla y agregar las vainas de tamarindo.
  • Luego, dejar hervir durante 10 minutos.
  • Colar y dejar enfriar en la nevera.

Tamarindo con miel

Ingredientes:

  • 100 g de pulpa de tamarindo.
  • 1 naranja grande.
  • 2 vasos de agua.
  • 1 cucharadita de miel.

Modo de preparación:

  • Licuar el jugo de naranja con la pulpa del tamarindo, los 2 vasos de agua y la miel.
  • Para hacer la pulpa de tamarindo se debe descascarar 1 kg de tamarindo, colocar en un bol, con 1 litro de agua y dejar en remojo de un día para otro.
  • Al día siguiente, colocar todo en una olla y cocinar por 20 minutos o hasta que la pulpa esté bien blanda, removiendo de vez en cuando.

Recomendación:

Cabe resaltar que el tamarindo debe consumirse en pequeñas porciones, ya que tiene un elevado aporte calórico, siendo lo ideal no sobrepasar los 30 g de tamarindo por día.