vida moderna

Té de albahaca: cómo consumirlo para fortalecer los pulmones

El té de albahaca podría contribuir con la salud del sistema respiratorio.


Los pulmones son uno de los motores más importantes del cuerpo humano. Por eso, después de que estén expuestos a la contaminación, es posible que una persona sienta su pecho lleno, inflamado y congestionado.

El magacín Medical News today señala que, en concreto, en los pulmones se acumula mucosidad que atrapa patógenos y microbios, lo que contribuye a una sensación de pesadez.

Por fortuna, existe una planta capaz de fortalecerlos y limpiarlos: la albahaca. Si bien, el té de albahaca podría contribuir con la salud del sistema respiratorio. Específicamente, esta hierba ayudaría a fluidificar la mucosidad y a mantener despejadas las vías respiratorias, según el portal Mejor con Salud.

Además, es rica en aceites esenciales como el linalool, geraniol y eugenol, además de poseer flavonoides y taninos con propiedades digestivas, diuréticas, antiespasmódicas, antioxidantes y sedantes, que ayudan a prevenir y a combatir problemas de salud como gripes, presión alta, o infarto, según el portal especializado en salud, Tua Saúde.

Por otro lado, la Fundación Carlos Slim, en su sección de salud, por su parte, afirma que además, sus propiedades antiinflamatorias ayudan a optimizar la labor de los riñones, evitando el desarrollo de infecciones o problemas de insuficiencia. También, resaltan que sus antioxidantes crean una barrera protectora frente al daño oxidativo y las toxinas.

Pulmones
Por medio de la limpieza natural de los pulmones se contribuye a eliminar la flema acumulada, - Foto: Getty Images/iStockphoto

Cabe resaltar que, por medio de la limpieza natural de los pulmones, se contribuye a eliminar la flema acumulada, la cual es una especie de mucosidad pegajosa que puede permanecer en las vías respiratorias debido a infecciones mal curadas, neumonía, alergias, gripe y bronquitis, entre otras, según el magacín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar.

Propiedades de la albahaca

  • Es ligeramente sedante y se ha empleado para calmar los nervios y la irritabilidad.
  • A nivel externo se ha empleado como analgésica, antiséptica, y cicatrizante sobre dolores artríticos y musculares, contracturas, eccemas, heridas leves, granos y forúnculos.
  • También se ha integrado en lociones y champús para fortalecer el cabello.
  • Su aceite esencial es un excelente relajante muscular y se aplica en áreas contracturadas y tensas, como cervicales, cuello, nuca o espalda. (Se puede combinar con aceite esencial de romero y aceite de almendras y se aplica en masaje suave, dos veces al día).
  • Favorece la digestión y los calambres gastrointestinales, disminuyendo los gases, la pesadez abdominal y la flatulencia, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.
  • Suaviza la garganta en toses espasmódicas e irritativas.
  • Alivia las náuseas y el mal sabor de boca.
  • Como diurético actúa frente a la retención de líquidos y la oliguria.
  • Contribuye a calmar los dolores de cabeza, sobre todo los de origen digestivo o hepático, y los dolores espasmódicos de la menstruación.

Té de albahaca

Ingredientes

  • Hojas de albahaca (fresca).
  • 1 taza de agua hervida.
  • Miel o endulzante al gusto.

Preparación

  • Si es una planta casera de albahaca, o es un ramillete del mercado, seleccionar de 8 a 10 hojas.
  • Luego, lavarlas bien.
  • Poner a hervir el agua y retirar del fuego.
  • Añadir las hojas y dejar reposar por cinco minutos.
  • Colocar miel o el endulzante de preferencia. Si se siente que el sabor está algo fuerte, añadir un poco más de agua.
  • Este té se puede consumir frío o caliente.

Recomendación:

Cabe resaltar que para hacer el té de albahaca hay que utilizar las hojas de la planta, nunca el aceite esencial porque contiene estragol, un carcinógeno que puede resultar riesgoso para la salud. Además, se sugiere consultar con el médico especialista antes de consumir el té, ya que cada organismo es distinto.