vida moderna

¿Por qué cambia el color de los ojos de un bebé? Este es el motivo

Al nacer, la mayoría de los bebés tienden a tener un color gris azulado, pero este puede cambiar.


Uno de los aspectos que un padre quiere conocer cuando nace su hijo es de qué color son los ojos del pequeño; sin embargo, esto se puede saber únicamente después de que pasan unos meses del nacimiento, ya que, por lo general, el cambio se da durante el primer año de vida.

Al nacer, la mayoría de los bebés tienden a tener un color gris azulado, pero cuando esto sucede, el color varía después de unos meses; sin embargo, cuando nacen con los ojos color marrón se puede mantener ese color o se vuelven negros.

De acuerdo con el portal DoDot, el color del iris de los bebés depende de la melanina, una proteína secretada por una célula denominada melanocitos, que también dan color a la piel de bebé. Esto quiere decir que los bebés de piel oscura suelen nacer con ojos marrones, mientras que los recién nacidos con piel blanca tienden a nacer con ojos azules y grises.

Esta alteración del color de los ojos en los bebés sucede porque los melanocitos responden a la luz, es decir que cuando un bebé al nacer tiene ojos grises o azules, es porque no hay un pigmento aún y ha permanecido en un útero oscuro, pero a medida que se exponga más a la luz, el color se va modificando.

Con frecuencia, los melanocitos tardan aproximadamente un año en dar el color definitivo de los ojos de los bebés. A veces, pueden seguir cambiando de color durante varios años, pero no es muy frecuente que suceda.

Es importante resaltar que el color de los ojos depende de la genética de los padres y abuelos. Hay un cromosoma específico que se encarga de determinar dicho color y consta de dos genes, uno que regula la cantidad de melanina en el iris y otro que controla la actividad de los melanocitos. Estos genes actúan juntos para asignar un color de ojos definitivo.

El chupo integra una serie de sensores selectivos que miden las concentraciones de iones de sodio y potasio en la saliva de los bebés. Foto: Europa Press.
En algunos bebés, el color de ojos que tienen a los seis meses es el mismo que tendrán durante el resto de su vida, mientras que en otros no. - Foto: UNSPLASH

A pesar de que es imposible predecir el color exacto de los ojos de un bebé, un artículo del portal DoDot da a conocer algunas opciones genéticas sobre el color de los ojos de un recién nacido:

Ante esta alteración que se da con el tiempo, surgen distintos mitos en los que se suele creer que el color de ojos claros se debe a que todavía es alimentado con leche materna y que cuando la mamá deje de darle pecho es cuando se definirá el color verdadero de los ojos del bebé. No obstante, esto es solamente un mito, pues hasta el momento no hay ningún fundamento científico que lo sostenga.

Ahora bien, es fundamental que los padres observen muy bien los ojos del bebé para descartar que en el iris la existencia de pupilas blancas, porque de esto podría ocasionar leucocoria. Dicha afección indica la existencia de cataratas congénitas o de un tumor en la retina denominado retinoblastoma. Este trastorno puede hacer que se produzcan fenómenos peculiares en la coloración de los ojos.

Otro trastorno que también puede llegar a ocasionar una alteración en el color de los ojos es la existencia de un nevus o lunar en el iris, que en personas con los ojos claros puede originar la percepción de que tienen los ojos de distinto color.

Uno de los casos más conocidos es el del cantante británico David Bowie, cuyo ojo derecho era de color azul y el izquierdo se percibe como negro. Como señala Carlos Lisa, oftalmólogo del Departamento de Córnea a Infosalus, “esta peculiaridad ocular del artista se debe a un traumatismo sufrido en la adolescencia que dañó el músculo que contrae el iris de su ojo izquierdo y que como resultado dejó su pupila dilatada de forma permanente”.