vida moderna

Técnicas caseras para tratar los cólicos en bebés

Aproximadamente entre un 6 y un 20 % de los lactantes menores de cinco meses presentan cólicos.


Unas de las dificultades que se presenta con mayor frecuencia en los bebés son los cólicos, los cuales les causan mucho dolor y malestar que manifiestan a través del llanto constante o del llamado pujo. Por lo general, los cólicos son ocasionados por la ingesta de aire durante la lactancia materna, el consumo de alimentos que producen gases o por la intolerancia a algún alimento.

Los cólicos del lactante, como también se le llama, no tienen diferencias entre sexos y parece ser algo más habitual en niños alimentados con fórmula que en niños alimentados con lactancia materna. De acuerdo con Gemma Pujol Muncunill, doctora adjunta de la sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, del Hospital Sant Joan de Déu, aproximadamente un 6-20% de los lactantes menores de cinco meses presentan cólicos.

Causas principales de los cólicos en los bebés

El portal web Tuasaude, asegura que la principal causa de los cólicos en los bebés de menos de 6 meses, está en el hecho de que su sistema digestivo se encuentra todavía inmaduro; sin embargo, también pueden surgir por otras causas como:

Ingesta de aire: cuando el bebé succiona la mama en una posición inadecuada o no se le da el biberón de manera correcta, esto hace que aumente la ingesta del aire, causando la posibilidad de tener cólicos. Además de esto, si el bebé está con la nariz tapada por algún tipo de resfriado, es natural que aumente la cantidad de aire que ingiere, por lo cual aumentará aún más el dolor abdominal del bebé.

Intolerancia a la lactosa: este es un problema que causa síntomas como diarrea, dolor abdominal, gases e hinchazón, y por lo general surgen de 30 minutos a 2 horas después de ingerir la leche. Esta situación se da con mayor frecuencia en niños mayores y adolescentes.

Alimentación de la madre: el consumo de algunos alimentos por parte de la madre pueden provocar cólicos en el bebé; algunos de ellos son el brócoli, coliflor, col de bruselas, pimentón, pepino, nabo, granos como el frijol, las lentejas y los guisantes, el chocolate.

Alergia a la proteína de la leche de vaca: en el primer año de vida de un niño se puede diagnosticar la alergia a la proteína de la leche, la cual le causa al menor cólicos, lesiones en la piel, picazón, vómitos y diarrea. Ante esta problemática, expertos aconsejan darle al niño fórmulas hipoalergénicas o no alérgicas, para evitar daños gastrointestinales.

bebé
Aproximadamente un 6-20% de los lactantes menores de cinco meses presentan cólicos. - Foto: Getty Images/Image Source

¿Cómo aliviar los cólicos en los bebés?

De acuerdo con el portal web Tuasaúde, algunas técnicas que podrían aliviar los cólicos del lactante son:

  • Masajear la barriga del bebé con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj. Se aconseja utilizar aceite infantil o una crema hidratante.
  • Calentar el abdomen con una bolsa de agua caliente, verificando que la alta temperatura no llegue a causar quemaduras.
  • Con el bebé acostado boca arriba, empujar las piernas en la dirección al abdomen, de manera que se comprima la barriga.
  • Un movimiento efectivo para que el bebé expulse los gases es tomar sus piernas y hacer movimiento de bicicleta.
  • Después de cada lactancia, es fundamental hacer eructar el bebé, ya que los gases se acumulan en el organismo y eso hace que se generen los cólicos.
  • Usar medicamentos que estimulen la liberación de gases, pero siempre bajo la indicación de una pediatra.
  • Cuando un bebé ya no está recibiendo lactancia materna, un remedio casero que le puede ayudar a aliviar el dolor es el té de manzanilla y anís. Estas plantas medicinales poseen propiedades antiespasmódicas que ayudan a aliviar los cólicos y a disminuir la producción de gases.
  • Para el caso de los bebés que aun estén recibiendo lactancia materna, la madre es la que debe ingerir el té anteriormente mencionado, debido a que sus propiedades pasan a través de la leche.