vida moderna

¿Por qué los bebés lloran cuando se pasan dormidos a la cuna?: esta puede ser la solución a esa situación

El contacto físico favorece el desarrollo neuronal y emocional, y esto explica, sin ir muy lejos, por qué los bebés cargados suelen estar felices y tranquilos. La experta en porteo Dunia Velásquez Granda explica en este artículo los beneficios de esta técnica.


¿Te ha pasado que tienes a tu bebé dormido sobre tu pecho y justo cuando lo acuestas en su cuna se despierta? Esto sucede por su instinto de supervivencia y su necesidad fisiológica y natural de mantener contacto permanente con su madre o cuidador principal.

Tus brazos son un entorno a la cuna y ya venía acostumbrado al abrigo de tu cuerpo en el vientre, por lo tanto, son el lugar más parecido a ese ambiente natural. El contacto físico favorece el desarrollo neuronal y emocional y esto se explica, sin ir muy lejos, porque los bebés cargados suelen estar felices y tranquilos.

Cuando un bebé nace, sabes que siempre está ahí, así tu bebé no esté en tus brazos en ese momento. Pero tu bebé no sabe que no obstante estar lejos de su alcance, hay alguien que acudirá en caso de necesitarlo. Es decir, se siente vulnerable. Es cuando por medio del llanto manifestará la necesidad de contención o cercanía para sentirse seguro. Por ello, cuando lo llevas en brazos está mucho más tranquilo.

¿Cómo podemos entonces satisfacer esa necesidad de contacto de nuestros bebés propia del desarrollo por fuera del ambiente materno uterino (comúnmente conocida como exogestación o exterogestación), y continuar con las demás labores o actividades que nos demanda la vida diaria? Acá es cuando la práctica del porteo se convierte en la mayor aliada de la crianza.

Una vez conocemos las múltiples ventajas y beneficios que tiene y cuál sería la forma más adecuada de hacerlo, nos damos cuenta de que realmente mejora la calidad de vida de muchas personas. A continuación, algunos de los principales aspectos de una práctica natural, ancestral e intuitiva, aunque a veces olvidada, que necesita rescatarse.

¿Qué es porteo?

Portear es la acción de llevar en brazos, contener y abrazar. Quiere decir que el ser humano es porteado durante toda su vida. Es la manera de sentirnos contenidos y escuchados por quienes se consideran nuestras figuras de apego.

Se podría decir que el porteo puede ser ergonómico y no ergonómico. Es ergonómico cuando el menor es llevado en un portabebés con diseño ergonómico respetando la postura fisiológica de ambos cuerpos: adulto (porteador) y bebé. Va de la mano con el porteo seguro, que vela por la seguridad del bebé, y con el porteo respetuoso que se adapta a la etapa de desarrollo en la que se encuentra el bebé, sin forzar posturas ni adelantar etapas. Este tipo de porteo tiene múltiples beneficios que han sido ampliamente investigados, favoreciendo adicionalmente el correcto y óptimo desarrollo de la columna y las caderas del bebé.

.
Dunia Velásquez Granda, mamá de José Andrés de 6 años y Emilio de 8 meses, esposa, emprendedora, fundadora de Duni.porteo Ergonómico, Asesora de Porteo con certificación internacional de la FTZB Trageschule de Alemania 2018 / Certified babywearing Consultant. Asesora de Porteo Adaptado®. 2021 - Foto: Duni Porteo

Por el contrario, no es ergonómico llevar al bebé en brazos con un dispositivo que obliga al pequeño a permanecer en una posición que no es propia de su etapa, que no respeta su fisionomía o su etapa del desarrollo y que no es tan cómodo. En todo caso, aun así, favorece el contacto entre la díada o porteador y el bebé.

Si te preguntas cuál sería la mejor posición de un bebé cuando es porteado, la respuesta la tiene la posición ergonómica o fisiológica. Si te fijas en la posición que adopta naturalmente el recién nacido, sobre el pecho de su madre o cuidador, te darás cuenta de que está replegado sobre sí mismo, que su columna se mantiene curva o en cifosis (se parece a la “C”) y que las rodillas se ven más altas que las nalgas (se parecen a la letra “M”). El bebé porteado, respetando esta posición natural, se lleva de manera vertical sobre el pecho. En caso de que se trate de un bebé sin control cefálico, es decir, que no sostiene todavía su cabeza naturalmente, aquella reposa sobre el pecho del adulto, preferentemente estando sostenida por la tela del portabebés. Esta posición es la más adecuada para el porteo ergonómico en sus comienzos. A medida que el bebé crece, hay ligeras variaciones, ya que la apertura entre ambas piernas es mayor.

Logras una posición fisiológica del bebé mientras porteas basculando la pelvis y elevando las piernas del bebé para formar un ángulo de 90°, de manera que las rodillas queden por encima de las caderas del bebé. Esta posición favorece el correcto desarrollo de los huesos pélvicos y de las caderas, ya que encaja la cabeza del fémur correctamente en el acetábulo de la cadera.

Para asegurarte de mantener esta posición, ayuda mucho elegir el portabebés adecuado a su etapa de desarrollo. Esto es importante para que, con una colocación correcta, pueda proporcionar la sujeción y el soporte ideal de todo su cuerpo.

En esta posición, el peso del bebé no recae sobre los genitales, sino que el bebé queda suspendido y soportado por el portabebés, favoreciendo la posición en C de la columna, sin forzarla a permanecer recta antes de tiempo.

Porteo ergonómico y su relación o aporte con la lactancia

Uno de los principales factores a tener en cuenta para una lactancia exitosa es la libre demanda. Es decir, amamantar a nuestro bebé sin tiempos y sin horarios, acorde a su demanda o necesidad. Para esto no basta solo el deseo, sino también la disposición o disponibilidad de tiempo que conlleva el amamantar. Para esta labor, el porteo ergonómico entra a ser un aliado de la lactancia. Cuando ya está establecida, ausente de molestias, o dolores, si los hubo, es posible que podamos integrar la práctica del porteo ergonómico a lactancia.

El porteo ergonómico nos permite amamantar en cualquier momento y lugar de forma práctica, cómoda y discreta, debido a que el bebé tiene acceso directo al pecho y puede alimentarse cuando lo desee. Al portearlo, las hormonas encargadas de la producción de leche se estimulan de manera permanente mediante los sentidos del olfato, el tacto y la posibilidad de succión en cualquier momento.

Duni Porteo
Duni Porteo - Foto: Duni Porteo

Cuando porteamos tenemos libertad de movimiento. Esto quiere decir que podemos desplazarnos con nuestros bebés mientras satisfacemos sus necesidades de contacto. La posibilidad de tener las manos libres facilita la conciliación en diferentes campos o rutinas de la vida en general, como el trabajo, la familia (pareja, hijos mayores), vida social, estudio etcétera.

¿Cuál portabebés debo elegir a la hora de portear y amamantar?

Todos los sistemas de portabebés te permiten hacerlo. Conocer las principales características de cada uno, así como la técnica de uso, te ayudará a elegir. Desde luego, será aquel con el que te sientas más cómoda y se ajuste más a tus necesidades. Cada portabebés requiere un tiempo de aprendizaje para su uso correcto y seguro.

Duni Porteo
Duni Porteo - Foto: Duni Porteo

Beneficios y ventajas del porteo seguro y ergonómico

Físicos:

✔ Contribuye al óptimo desarrollo de las caderas (M) y espalda (C), respetando las diferentes etapas del desarrollo del bebé.

✔Ayuda a prevenir la plagiocefalia postural (deformación del cráneo o síndrome de cabeza plana).

✔ Disminuye y alivia los síntomas por cólico y reflujo.

✔ Respeta la fisiología del bebé en crecimiento y el cuerpo del porteador.

✔ Ayuda a regular la temperatura y respiración.

✔ Libertad de movimiento para el porteador y facilidad para realizar otras labores al tener las manos libres.

✔ Permite mantener contacto físico en movimiento.

Emocionales:

✔ Recuerda el ambiente uterino brindando seguridad y calma.

✔ Brinda un aporte importante durante la etapa de angustia por separación.

✔ Bebés y niños más atentos felices e independientes.

✔ Disminuye el riesgo de depresión posparto y el síndrome de muerte súbita del lactante.

✔ Identifica y reconoce las diferentes emociones a través de su porteador.

✔ Fortalece el vínculo del apego.

✔ Disminuye el llanto.

✔ Permite reconocer las necesidades del bebé y satisfacerlas de forma oportuna.

Neuronales:

✔ A través del movimiento estimula y desarrolla su equilibrio y propiocepción. ✔ Permite conocer el mundo a través de las experiencias diarias del porteador. ✔ Mejor desarrollo psicomotor, del lenguaje, social.

✔ Ayuda a regular el sueño.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un portabebés?

✔ Edad de tu bebé, semanas de nacido.

✔ Peso de tu bebé al nacer y peso actual. ✔ Tipo de parto, natural, natural intervenido, cesárea. ✔ Si deseas portear de forma activa (permanente) o solo en situaciones puntuales (ocasional); primera etapa o hasta el fin del porteo. ✔ Piso térmico o clima de las ciudades que frecuentas o donde resides. ✔ Capacidad motriz vs. curva de aprendizaje del portabebés. ✔ Condiciones de salud del porteador y del bebé. ✔ Si tienes más niños en casa o mascotas. ✔ Condiciones de salud del bebé y porteador. ✔ Estilo de vida, deportes, hobbies, ocupación.

Duni Porteo
Duni Porteo - Foto: Duni Porteo

Principios del porteo seguro y ergonómico

1. Elige tu portabebés teniendo en cuenta la etapa del desarrollo del bebé y tus necesidades. 2. Vías respiratorias despejadas. 3. Correcta sujeción sobre el cuerpo del bebé (sin espacio entre el cuerpo del bebé y porteador). 4. Espalda en C. 5. Cadera y piernas en posición fisiológica o M (pelvis basculada en retroversión). 6. El portabebés debe llegar de rodilla a rodilla del bebé (soporte sobre la articulación de la cadera). 7. Bebé a la altura de tus besos. 8. Posición vertical, mirando al porteador, nunca al contrario. 9. Verificar que los nudos y hebillas estén bien ajustados o cerrados. 10. No portear cerca a elementos inflamables, vehículos en movimiento y motocicletas y demás actividades que pongan en riesgo la integridad de tu bebé.

*Asesora certificada de porteo ergonómico FTZB ° Asesora Porteo Adaptado®