Tendencias
Banano, banana, plátano
El banano contiene gran cantidad de vitaminas que benefician al organismo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Puede una persona enferma de diabetes comer plátanos?

Este diagnóstico puede producir enfermedades cardiovasculares o problemas en los ojos.

La diabetes es una enfermedad común que aparece por la insuficiencia de insulina en el cuerpo, así como por el exceso de azúcar en la sangre. Ante esto, puede llegar a desarrollar graves problemas de salud para aquellos que la padecen, como enfermedades cardiovasculares o, incluso, renales.

La diabetes sacarina o diabetes mellitus es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”, explicó la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre este diagnóstico.

Y agregó, “un efecto común de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (es decir, la glucemia elevada), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas del cuerpo, sobre todo los nervios y los vasos sanguíneos”, haciendo referencia a los problemas de salud que pueden desarrollar las personas con esta enfermedad.

Ante este panorama, la organización recalcó que con una dieta balanceada, libre de alimentos azucarados, así como de carbohidratos y grasas trans, en conjunto con una rutina constante de ejercicio se puede llegar a combatir esta enfermedad. Sin embargo, al ser el plátano un alimento vital en la cocina colombiana, utilizado en cientos de preparaciones, muchos se preguntan si este puede ser consumido por una persona que tenga diabetes.

La respuesta varía dependiendo el tipo de plátano del que se especifique, si bien los plátanos verdes se caracterizan por ser “salados”, cuando estos maduran se vuelven dulces, al igual que los bananos, los cuales se comen generalmente maduros, y son usados incluso en algunos postres y jugos para agregar frescura y dulzor.

El melocotón, el kiwi, el plátano y la manzana son las frutas más alergias producen.
El plátano contiene almidones y carbohidratos que contribuyen a aumentar la glucosa en la sangre. - Foto: Getty Images/500px

“Los plátanos verdes contienen menos azúcares y más almidones complejos, que son unas cadenas de glucosa resistentes a la digestión en el intestino delgado, de manera que funcionan de una forma similar a la fibra, evitando así picos de glucosa en sangre”, afirmó el portal especializado Dulces Diabéticos, haciendo énfasis en que estos tipos de plátanos serían ideales para las personas diabética.

Con respecto a los plátanos dulces, el portal insistió en que depende del nivel de maduración del plátano, es mejor evitar los que se encuentran con un porcentaje muy alto, ya que estos suelen ser muy azucarados y esto se puede ver reflejado en la regulación de la glucosa en la sangre. Sin embargo, no representarían un peligro para los diabéticos.

“La fruta, en general, está recomendada dentro de una dieta saludable y equilibrada, que es la que se recomienda a pacientes con diabetes. Además, las frutas y verduras ayudan a prevenir la aparición de otras enfermedades como el cáncer o los problemas de corazón, cuyo riesgo incrementa al padecer diabetes”, confirmó el portal mencionado sobre el banano, recalcando que aunque es una buena opción, también es mejor limitar su consumo.

Por otro lado, el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, afirmó que cuando una persona tiene altos niveles de azúcar en su organismo puede desarrollar enfermedades del corazón, problemas de los ojos, problemas de los pies, accidentes cerebrovasculares, enfermedades dentales, enfermedades de los riñones y lesiones en los nervios, entre otros.

Y agregó, “aunque la diabetes no tiene cura, la persona con diabetes puede tomar medidas para controlar su enfermedad y mantenerse sana”, recalcando que una dieta balanceada baja en carbohidratos, alimentos azucarados, grasas trans y una rutina de ejercicio constante puede llegar a combatir este diagnóstico.