vida moderna

¿Qué alimentos ayudan a aumentar la vitamina D en el cuerpo?

Incluir estos productos en la dieta diaria puede contribuir a mejoras en la salud.


La vitamina D tiene grandes beneficios para nuestro organismo, dado que ayuda a fortalecer nuestros huesos y el sistema inmunológico; además, incide en el funcionamiento cardiovascular. Por ese motivo, es importante mantener la presencia de esta vitamina en el cuerpo sin tener que recurrir necesariamente a la exposición al sol.

Saber qué alimentos se pueden consumir para aumentar la vitamina D en el cuerpo es la mejor alternativa. A continuación relacionamos algunos de los citados por el medio El Español:

* Leche y cereales fortificados.

* Pescados grasos como salmón, atún o sardinas.

* Hígado vacuno, yema de huevo y queso.

* Champiñones.

* Bebidas vegetales de soya y avena contienen vitamina D agregada, así como algunos yogures y margarinas.

Ahora bien, para aquellos que por alguna condición no puedan exponerse al sol, no puedan consumir estos alimentos anteriormente relacionados o tengan problemas con la absorción de la vitamina D a través del sol, ya sea por la edad o color de piel, pueden recurrir a un complemento multivitamínico con un gran aporte de vitamina D.

Beneficios de la vitamina D

Una de las principales funciones de la vitamina D es ayudar al cuerpo a absorber el calcio, uno de los minerales esenciales para la formación normal de los huesos.

Asimismo, ayuda a mantener los órganos en buen estado dado que, según portales especializados en salud, interviene en la regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre, promueve la absorción intestinal de fósforo y calcio a partir de los alimentos, facilita la reabsorción de calcio a nivel renal, participa en el desarrollo del esqueleto mediante fortaleciendo la formación y mineralización ósea, así como interviene en los procesos del sistema inmunológico.

De acuerdo con lo informado por el medio español, la cantidad diaria recomendada de vitamina D para los niños de hasta 12 meses es de 400 UI (unidades internacionales); para las personas entre 1 y 70 años, así como las mujeres en estado de embarazo o en periodo de lactancia, es de 600 UI, mientras que para los mayores de 70 años es de 800 UI.

Es importante tener presente que la ingesta en exceso de vitamina D también puede ser perjudicial y por ello es necesario seguir las recomendaciones de los expertos. Entre las afecciones más graves por excederse en su consumo están padecer de confusión y desorientación, daño renal y problemas con el ritmo cardíaco.

Consecuencias de la deficiencia de vitamina D

Hay situaciones en las que las personas por diferentes motivos no adquieren suficiente vitamina D, una circunstancia que podría conllevar a que los huesos se tornen débiles, delgados y frágiles, y por ende aumente el riesgo de desarrollar raquitismo, en el caso de los niños, y osteoporosis, hipocalcemia (bajas concentraciones de calcio en sangre) y osteomalacia (patología que debilita los huesos), en el de los adultos.

Adicional a esto, y de acuerdo con lo informado por el portal de salud Cuídate Plus, la deficiencia de también podría estar vinculada con la aparición de enfermedades crónicas, entre ellas el cáncer de mama, colon, próstata y ovarios, así como fatiga crónica, artritis, tuberculosis, enfermedades cardiacas, entre otras.