Jugo de pepino.
Jugo de pepino. | Foto: Getty Images

Vida Moderna

¿Qué pasa en el cuerpo si se toma jugo de pepino y apio en la noche?

Un vaso de este jugo antes de dormir puede hacer la diferencia.

5 de febrero de 2024

Los efectos de estas bebidas pueden ser completamente positivos para el organismo si se consumen de la manera correcta, puesto que el momento del día en el que estas entran al cuerpo tiene mucho que ver con algunos efectos que incluso incluyen el mejoramiento de la digestión mientras se duerme.

De hecho, el pepino y el apio son unos vegetales muy saludables y preferidos por las personas y no solo tienen cabida dentro de las ensaladas o platos fuertes, dado que también pueden ser preparados de forma conjunta en un delicioso y nutritivo jugo que ofrece múltiples bondades en relación con la salud, e incluso se menciona que efectivamente las mejores horas para tomarlo son durante la noche.

Cabe destacar que la ingesta de estos alimentos en su presentación de bebida aporta considerablemente a la salud, teniendo en cuenta la cantidad de fibra, vitamina C, provitamina A y de vitamina E y, en proporciones aún menores, vitaminas del grupo B tales como folatos, B1, B2 y B3 que aporta en su consumo.

En ese sentido, uno de sus principales beneficios tiene que ver con su aporte a la digestión, ya que sus propiedades ayudan a regular las bacterias en el intestino y facilitan la absorción de nutrientes, lo que la convierte en una aliada especial en la lucha por regular problemas de gastritis, agruras, reflujo y acidez, que regularmente se agudizan a la hora de dormir.

Además de todo esto, reduce considerablemente el colesterol y favorece la circulación sanguínea, reduciendo de manera prolongada el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial, las cuales pueden llegar a ser complicadas de tratar según las condiciones de cada persona.

¿Cómo prepararla?

Su preparación es más sencilla de lo que pareciera, puesto que tanto los ingredientes, que no son muy difíciles de conseguir, como su preparación, pueden hacerse de forma rápida y sin necesidad de dedicarle demasiado tiempo.

  • Agua potable, según la cantidad deseada
  • Un apio por cada medio litro de agua
  • Un pepino

Preparación

  • El primer paso para llevar a cabo esta preparación es desinfectar tanto los ingredientes como el recipiente en el que se hará, para así proceder a cortar todo en trozos no muy grandes, sin necesidad de retirarle la cáscara al pepino.
  • Mezclar todo con la ayuda de un procesador o una licuadora hasta obtener una bebida homogénea.
  • Finalmente, servir con algo de hielo si se desea. Para consumir inmediatamente, es importante que la preparación no se conserve durante muchos días.

Remedios herbales para bajar el colesterol, limpiar las arterias y reducir los triglicéridos

Alcachofa

Esta planta tiene propiedades depurativas de la sangre y contiene ácidos en su composición que reducen el exceso de colesterol en la sangre, además de disminuir la presión arterial y prevenir la aterosclerosis, que es la acumulación de placas en las arterias.

Para preparar una infusión, según el portal de salud Tua Saúde, se agregan de cinco a seis gramos de hojas de alcachofa en un litro de agua hirviendo. Se deja reposar durante cinco minutos, se cuela y se bebe dos o tres tazas al día antes de las comidas principales.

Té verde

Por sus efectos antioxidantes, este tipo de té reduce la oxidación del colesterol y protege las arterias. Además es diurético y ayuda a combatir la obesidad, precisa el portal Saber Vivir, de España. Para obtener sus beneficios se prepara una infusión con una cucharada sopera de hojas y una taza de agua hirviendo. Se mezcla, se deja reposar, se cuela y la recomendación es beberla al menos dos o tres veces al día.

Cúrcuma

Esta especia tiene un compuesto bioactivo llamado curcumina, sustancia que ayuda a bajar los niveles de colesterol debido a su acción antioxidante y ejerce un efecto cardioprotector. Para elaborar una bebida se adiciona una cucharadita de polvo de cúrcuma en 150 mililitros de agua hirviendo, se deja reposar durante unos diez minutos y se beben hasta tres tazas al día entre las comidas.