Tendencias
Posos del café - Foto de referencia
Algunas personas son más sensibles a los efectos de la cafeína que otras. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué pasa si se toma café frío todos los días?

La cafeína alcanza su nivel máximo en la sangre una hora después de consumirla.

La cafeína es muy útil para inhibir la sensación de sueño y para dar la energía suficiente para continuar con las tareas diarias, según la universidad sueca de Linkoping.

“Aunque el consumo de cantidades moderadas de café es beneficioso, puedes estar bebiendo más del que necesitas. Todo depende de cada persona. Algunas son extremadamente sensibles a los efectos de la cafeína y con una taza de café pueden sufrir insomnio. Otras, por el contrario, pueden beber más de 10 al día sin notar efectos negativos. Por esta razón es difícil calcular en qué cantidad la cafeína puede ser negativa”, explicó la universidad.

Asimismo, señaló: “lo recomendable es tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día, lo equivalente a cuatro o cinco tazas de café solo. Una cantidad mayor suele estar relacionada con aceleración cardíaca, insomnio, irritabilidad, visión borrosa y mareos”.

Además, el portal de salud del Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés) asegura que los expertos recomiendan que algunas personas eviten la cafeína. Por ejemplo, personas con problemas intestinales como reflujo ácido, personas que tienen problemas para dormir y personas que tienen presión arterial alta o problemas cardiacos.

Sobre la misma línea, expertos de la marca de café frío Kaiku Caffè Latte, le explicaron a El Economista cinco beneficios del café frío:

1. Es más saludable, ya que es menos ácido.

2. Es buena fuente de hidratación, porque sus propiedades son similares al agua, según un estudio realizado por la Universidad de Birmingham.

3. Es bueno para tomar antes del ejercicio, ya que aporta energía y tiene pocas calorías.

4. Es una buena mezcla con otros alimentos por sus aromas más concentrados.

5. Mejora el estado de ánimo, ya que “la mente lo asocia a momentos de placer y respiro”, según explicó el medio.

Por su parte, en términos de pureza, la recomendación es consumir café en granos o molido, dado que, a diferencia del café instantáneo, este no ha sido sometido a ningún proceso industrial que altere sus componentes aromáticos y nutricionales; tampoco lo mezclan con otro tipo de café de menor calidad con el objetivo de generar más demanda debido a su precio.

Además, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la cafeína no se acumula en el torrente sanguíneo ni se almacena en el organismo, pues esta sale del cuerpo en la orina muchas horas después de haber sido consumida.

De igual forma, un estudio realizado por la Universidad de Utrecht de Países Bajos reveló que el café es ideal para acelerar los procesos digestivos, pues esta bebida funciona como activador de la función colónica y eso sucede por una sustancia que contiene el café llamada ácido clorogénico y para que surja efecto lo ideal es tomarse el café en las mañanas.

No obstante, en las personas con síndrome de colon irritable, cuando consumen el café de esta forma, este suele tener un efecto laxante.

Por su parte, un estudio de la universidad española Miguel Hernández de Elche (UMH) concluye que beber más de dos tazas de café al día reduce en un 44 % el riesgo de muerte a largo plazo a causa de diversas enfermedades, incluido el cáncer.

Además, otra nueva investigación, en este caso publicada en la revista British Medical Journal Open, reveló que el consumo de café tiene la capacidad de reducir el riesgo de cáncer de próstata.

Otros beneficios del café

1. Disminuye el nivel de cansancio.

2. Favorece la capacidad atencional y de aprendizaje.

3. Posee un efecto protector ante ciertas demencias y enfermedades.

4. Acelera el metabolismo.

5. Efecto diurético y antioxidante.

Posibles efectos secundarios

1. Insomnio.

2. Ansiedad y síndrome de abstinencia.

3. Agitación.

4. Estrés.

5. Efectos cardíacos.