¿Cuáles son los síntomas de la próstata inflamada?
La inflamación de la próstata puede causar ardor y dolor. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Próstata inflamada: las mejores plantas para aliviarla naturalmente

La prostatitis puede aparecer de manera temporal o se puede volver crónica.

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez, ubicada debajo de la vejiga en los hombres y es la encargada de producir el líquido llamado semen, que nutre y transporta los espermatozoides.

Hay momentos en que esta glándula se inflama, un padecimiento al que se le conoce como prostatitis, el cual puede provocar dolor o dificultad para orinar. Otros síntomas comprenden dolor en la ingle, la zona pélvica o los genitales y, a veces, síntomas parecidos a los de la gripa, explica el instituto de investigaciones clínicas Mayo Clinic.

La prostatitis afecta a los hombres de todas las edades, pero tiende a ser más frecuente en aquellos de 50 años o menos. En muchas oportunidades se desconoce la causa de esta enfermedad. Si se presenta como consecuencia de una infección bacteriana, se puede tratar con antibióticos.

Dependiendo del origen, la prostatitis puede aparecer de manera gradual o repentina. Puede mejorar rápidamente, ya sea por sí sola o con tratamiento. Algunos tipos de prostatitis duran meses o se vuelven recurrentes (prostatitis crónica).

Los signos y síntomas de la prostatitis dependen de la causa. El portal Cuídate Plus indica que pueden incluir dolor o sensación de ardor al orinar (disuria); dificultad para orinar; micción frecuente; orina turbia; sangre en la orina; dolor en el abdomen, la ingle o la espalda lumbar; molestia en la parte entre el escroto y el recto, así como en el pene o los testículos y eyaculación dolorosa. También puede generar disfunción eréctil o pérdida de la libido.

Remedios naturales para desinflamar la próstata
La próstata es una glándula del tamaño de una nuez. - Foto: Getty Images

Si bien normalmente esta molestia requiere de un tratamiento médico, también se puede recurrir a remedios caseros que pueden ser complementarios para ayudar a aliviar la inflamación, todo bajo supervisión del especialista. Estas son algunas plantas recomendadas para este propósito.

Ortiga mayor

Se emplea la raíz, que contiene polisacáridos, ácidos grasos y compuestos lipofílicos de tipo esteroide. Según el portal Salud Mapfre, entre los ácidos grasos, el ácido 9-Hidroxi-octadecadienoico ha demostrado inhibir la actividad de la enzima aromatasa, que juega un papel muy importante en la síntesis de los estrógenos. Tiene una acción a nivel de las hormonas, ayuda a inhibir el crecimiento de la próstata y tiene efecto antiinflamatorio.

Calabaza

Las semillas de calabaza es otro de los remedios caseros más populares para tratar problemas de la próstata, pues contienen sustancias antiinflamatorias y antioxidantes que, además de tratar la inflamación de la glándula, previenen el surgimiento de cáncer.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional de las semillas de calabaza para tratar las molestias a la hora de orinar asociadas a la hiperplasia benigna de próstata y a la vejiga inestable. Esta planta también se puede utilizar como tratamiento coadyuvante, o en los casos más leves como tratamiento para aliviar los síntomas nocturnos.

Algunas plantas contienen enzimas capaces de desdoblar las proteínas, ayudando a asimilar mejor los alimentos. Foto: Getty images.
La inflamación de la próstata requiere de tratamiento médico. Foto: Getty images. - Foto: Foto Gettyimages

Sabal

Es una palma enana americana que los indios utilizaron desde hace cientos de años para tratar problemas específicos de los hombres. Se utiliza el fruto, del que se puede sacar un extracto graso conocido como lípido-esterólico, rico en ácidos grasos libres y otras sustancias como esteroles y triglicéridos, asegura Salud Mapfre.

Tiene un efecto antiandrogénico; es decir, es capaz de inhibir los efectos biológicos de los andrógenos u hormonas sexuales masculinas, es antiinflamatorio y antiedematoso (reduce la acumulación de líquido) y antitumoral. Algo importante es que no produce cambios en los niveles hormonales de testosterona ni de otras hormonas.

Tomate

Para mantener la salud de la próstata se puede consumir jugo de tomate, que además de ser rico en vitamina C, ácido fólico, hierro y otros minerales, es un vegetal que contiene licopeno, que ayuda a combatir la inflamación de la próstata. Para preparar el jugo se requiere de dos a tres tomates maduros y un vaso de agua, los cuales de licúan y quedará lista la bebida.

Este jugo es una buena opción para los hombres que tienen antecedentes familiares relacionados con la próstata, por lo que puede considerarse un suplemento alimenticio diario, además del tratamiento médico, que normalmente incluye medicamentos y en algunos casos cirugía, precisa el portal de salud y bienestar Tua Saúde.

También es importante aumentar el consumo de tomate en la dieta diaria para mantener la buena salud de la próstata.