Tendencias
Piojos
Los piojos son parásitos que no se pueden ver con facilidad. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué personas son más propensas a tener piojos?

Esta afección es conocida por causar gran picazón.

Los piojos son insectos parasitarios que pueden habitar en la cabeza, cuerpo o en el pubis de las personas. “Los piojos no son un signo de falta de higiene personal ni de condiciones de vida poco higiénicas. Los piojos no trasmiten enfermedades bacterianas ni virales”, aclara Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Existen varios tipos de piojos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades:

  • Pediculus humanus capitis (piojo humano de la cabeza).
  • Pediculus humanus corporis (piojo corporal, piojo de la ropa).
  • Pthirus pubis (ladilla o piojo púbico).

Los piojos de la cabeza se caracterizan porque se alimentan de la sangre del cuerpo en el que están. Los piojos de la cabeza, el más conocido, tienen una longitud de 2.1 a 3.3 milímetros. Estos organismos infestan la cabeza y el cuello y adhieren sus huevos en el tallo del cabello. Estos parásitos pueden vivir hasta 30 días en la cabeza de una persona y sus huevos hasta más de 2 semanas.

Mayo Clinic señala los síntomas que se manifiestan al tener este parásito:

  • Picazón en la cabeza: este es el síntoma más común para identificar que se tiene piojos en la cabeza. También puede presentarse en el cuello y en las orejas. “Cuando una persona tiene piojos por primera vez, es posible que no sienta picazón durante las primeras 4 a 6 semanas”, explica la entidad de salud.
  • Piojos en el cuero cabelludo: puede haber piojos que son muy pequeños y son difíciles de identificar.
  • Huevos de piojos (liendres) en el tallo del cabello: las liendras, también conocidas como liendres, son los huevos de los piojos y se adhieren al tallo del cabello. Son muy pequeños y son más evidentes alrededor de las orejas y cerca de la nuca.
  • Llagas: la picazón lleva a que las personas se rasquen frecuentemente y con mucha fuerza. Esto puede provocar llagas en el cuero cabelludo, el cuello y los hombros. Estos bultos pueden infectarse con bacterias.

Los niños son las personas más propensas a tener piojos. “En la mayoría de los casos, los piojos afectan a niños entre tres y 11 años y sus familias. Esto se debe a que los niños pequeños a menudo, tienen sus cabezas juntas mientras juegan”, apunta Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Manuel Martín, delegado de AMG Piojillos, centro especializado en eliminar piojos, le explicó a La Vanguardia qué factores están influyendo en que algunos niños tengan con mayor frecuencia más piojos que otros. “Cuanto más alcalino (dulce) sea el PH, más rápida será la propagación de los piojos”.

El experto señala que el PH no es el mismo al ser niños, que cuando se es adulto. Los niños suelen tener un PH más dulce. Sin embargo, cabe aclarar que los adultos también pueden tener piojos. En las familias, en muchos casos, cuando un pequeño tiene esta afección, los demás son infestados.

Kidshealth, sitio web informativo enfocado en la salud de los niños hace una recomendación importante a los padres o cuidadores de niños. “Puede ser difícil encontrar ninfas o piojos adultos en la cabeza de un niño. Generalmente, no hay muchos y, además, los piojos se mueven deprisa. Busque liendres unidas a hebras de cabello cerca del cuero cabelludo. Pueden parecer caspa o suciedad. Para detectarlos, agarre un pequeño mechón de cabello con los dedos: la caspa y la suciedad se pueden eliminar fácilmente, pero las liendres se quedan pegadas. Puede ayudarle usar una buena lupa y una luz potente durante la inspección”, señala la entidad.