Tendencias
Sonrisa (Getty)
Un estudio de la Universidad de Kansas descubrió que la sonrisa ayuda a la recuperación de episodios estresantes, pues sonreír aumenta los niveles de cortisol y sube la presión arterial, suprimiendo el sistema inmunológico. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué se debe tener en cuenta antes y después de un diseño de sonrisa?

Eliminar enfermedades orales y reducir el consumo de bebidas oscuras son algunos de los consejos que los expertos dan a una persona con este tratamiento.

Sonreír es un estímulo que alarga la vida de las personas, incluso, algunas publicaciones han calculado que los niños se ríen en promedio unas 300 veces diarias, mientras que los adultos tan solo suelen hacerlo entre 15 y 100 veces al día.

Por este motivo, cada vez más personas acuden a especialistas para llevar adelante un proceso de diseño de sonrisa que les permita modificar su dentadura natural y sentirse más cómodos con sus dientes, y es importante saber qué cuidados y recomendaciones se deben tener en cuenta antes y después del diseño.

Cabe recordar que el diseño de sonrisa es el conjunto de procedimientos que logran cambiar el color, la posición o el tamaño de los dientes para tener una sonrisa armónica en cuanto a simetría y funcionalidad de la dentadura.

También le puede interesar:

El experto en estética dental Raúl González, líder de Smile Studio Dental And Wellness Center, una clínica especializada en diseño de sonrisa en Estados Unidos, asegura que, si bien en los últimos años la popularidad de este tipo de tratamientos ha crecido exponencialmente, es importante identificar el motivo por el que una persona quiere hacerlo.

“Puede ser porque no están satisfechos con la forma de sus encías, el color, el tamaño o proporción de los dientes y lo requiere para complementar parte de su belleza”, afirma.

El cuidado de la salud oral es clave para evitar caries y otras enfermedades.
El cuidado de la salud oral es clave para evitar caries y otras enfermedades. - Foto: Getty Images

De acuerdo con el experto, es fundamental que los pacientes que quieren acceder a un diseño de sonrisa lo hagan con un especialista en estos tratamientos y no con cualquier odontólogo, pues con esta prevención se pueden evitar resultados diferentes a los esperados.

“Además, el especialista debe verificar que el paciente no tenga problemas de caries, mala mordida, encías inflamadas o infectadas, también que no hagan falta piezas dentales o que tenga dientes extras o supernumerarios”, asegura González, quien advierte que todos estos detalles deben resolverse antes de iniciar el tratamiento para evitar afectaciones en el transcurso del procedimiento o a futuro.

Estas son algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta antes de llevar adelante un diseño de sonrisa:

  • Eliminar enfermedades orales: para cualquier tratamiento de este tipo, el paciente debe tener una cita odontológica en la que se elimine cualquier tipo de enfermedad común, como caries, exceso de cálculos, infección o enfermedad en las encías, entre otras.
  • Corregir la posición de los dientes: como este tipo de tratamientos son en su mayoría con fines estéticos, corregir la posición de los dientes por medio de un proceso de ortodoncia es fundamental para poder iniciar.
  • Remover manchas: luego de que los dientes estén alineados y la mordida encaje bien, se deben remover las manchas que pueda tener la dentadura con una limpieza profunda. Generalmente, estas manchas se forman por factores como los malos hábitos alimenticios o la genética.

Un diseño de sonrisa comienza con el cambio de color de los dientes a través de un proceso en el cual se modifica el esmalte externo del diente en la forma, más no en la longitud. Además, se retiran las zonas partidas o gastadas de una manera desequilibrada y se le da armonía a la sonrisa.

Luego, se blanquean los dientes y se alinean según se haya determinado previamente. Esto último se hace con ayuda de imágenes digitales del cráneo y cuello, estas permiten conocer la posición cervical y dar un orden ergonómico y adecuado a los dientes.

Después de pasar por un tratamiento de diseño de sonrisa, es conveniente adoptar ciertos hábitos y rutinas para prolongar el resultado de la sonrisa. Por esto, es indispensable mantener una buena higiene bucal, disminuir el consumo de bebidas oscuras, reducir la ingesta de azúcar y evitar sustancias como el tabaco.