Tendencias
tomar el sol
Los expertos insisten en la importancia de cuidar la piel de la exposición solar diariamente. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué tipo de piel es más sensible al sol?

La protección solar es importante para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Todas las personas pueden sufrir afectaciones por la exposición solar. Sin embargo, de acuerdo con la Asociación Americana de Cáncer de piel, las personas que son de tez blanca tienen un mayor riesgo de presentar daños causados por los rayos UV y de padecer cáncer de piel, que las personas con tez oscura.

Los niños necesitan de una protección especial para disminuir el riesgo de cáncer de piel en el futuro. Según explica Eucerín, marca especializada en el cuidado de la misma, “la piel sensible al sol se manifiesta de muchas formas; puede estar subdesarrollada (el caso de los niños), inflamada (debido a un proceso cutáneo, como la dermatitis atópica en la cara o cuerpo o el acné), dañada (por medicación o tratamientos dermatológicos) o simplemente ser la respuesta natural de una tez muy clara en una persona”.

Los expertos insisten en la importancia de cuidar la piel de la exposición solar. El fotoprotector, también conocido como “bloqueador solar”, es una de las herramientas claves. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, brinda algunas recomendaciones para hacerlo:

  • Evitar la exposición al sol es el paso más importante para la prevención de los signos del envejecimiento y el desarrollo de problemas en la piel. La exposición debe evitarse durante las 10:00am hasta las 4:00pm, debido a que en ese horario los rayos solares UV se intensifican.
  • Se debe usar protector solar (fotoprotector) incluso en los días donde, aparentemente no hay sol. También se recomienda su aplicación diaria, aunque no se exponga la piel directamente a la luz solar. Las pantallas como las tabletas, celular y computadores también afectan la salud cutánea.
  • No utilizar lámparas o máquinas para broncearse. Existen algunas empresas estéticas que cuentan con este servicio, pero la verdad es que exponerse a estos procedimientos, al menos 15 minutos, es igual de peligroso que estar expuesto a un día de sol.
  • Es importante tener en cuenta que en los lugares donde hay mayor altitud, más rápido se quema la piel.
  • Las gorras, sombreros, gafas y las sombrillas son aliados para la protección contra los rayos solares.

¿Cuándo se debe cuidar especialmente la piel?

La Asociación Americana de Cáncer también insiste en la importancia de cuidar la piel de la luz UV. Menciona que se debe proteger la piel del sol en los siguientes casos:

  • Haber tenido cáncer de piel
  • Se tienen antecedentes familiares de cáncer de piel, especialmente melanoma.
  • La persona tiene muchos lunares, lunares irregulares o lunares grandes.
  • La persona tiene pecas y se quema mucho tiempo antes del bronceado.
  • La persona es de piel blanca, tiene ojos azules o verdes, es rubia, pelirroja o tiene cabello castaño claro natural.
  • Quienes residen o se van de vacaciones a lugares de gran altitud.
  • Quienes residen o toman vacaciones en lugares con climas tropicales o subtropicales.
  • Personas que laboran en interiores toda la semana y luego reciben exposición solar intensa en el fin de semana.
  • Aquellos individuos que pasan mucho tiempo al aire libre. Ya sea por trabajo o por pasatiempo.
  • Pacientes con enfermedades autoinmunes, como lupus eritematoso sistémico.
  • Quienes han recibido un trasplante de órgano.
  • Si se toman muchas medicinas que debiliten el sistema inmunitario o medicamentos que provoquen que la piel se vuelva más sensible a la luz solar.
  • Personas que tengan ciertos padecimientos hereditarios, los cuales incrementan el riesgo de cáncer de piel, como el xeroderma pigmentoso (XP) o síndrome del carcinoma nevoide de células basales (síndrome de Gorlin).
  • Padece una afección médica que debilita su sistema inmunitario, como la infección por el VIH (el virus que causa el sida o AIDS).