Tendencias
Ejercicio de fuerza
Ejercicio de fuerza - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué vitamina sirve para hacer crecer los glúteos?

Hacer crecer los músculos no es una tarea sencilla, requiere de paciencia, trabajo y buena alimentación.

Muchas personas buscan diariamente mejorar su aspecto físico y, con ello, aumentar o disminuir ciertas zonas del cuerpo. Uno de los músculos más trabajados por muchos son los glúteos, de los más grandes del cuerpo y que están formados por el glúteo mayor, mediano y menor.

Algunas personas hacen ejercicio para aumentar de manera natural este músculo, pero para conseguir este objetivo hay que tener constancia y mucha paciencia, pues todos los cuerpos son diferentes y los procesos son individuales.

Sin embargo, existen vitaminas que ayudan a aumentar masa muscular, cuidar el tejido y fortalecerlo. La vitamina E actúa como antioxidante en el organismo y ayuda a ganar peso toda vez que depura y regenera el organismo. Esta vitamina también facilita la absorción de la vitamina K, por lo que es necesaria en el cuerpo.

De acuerdo con Mejor con Salud, esta vitamina es muy buena para ayudar a tonificar los músculos por lo que se recomienda consumirla antes o después de haber entrenado. Por otro lado, para beneficiar directamente la zona, también se puede aplicar directamente.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina E?

  • Espinacas
  • Brócoli
  • Olivas verdes
  • Kiwi
  • Aguacate
  • Acelgas
  • Nueces
  • Almendras
  • Semillas de girasol
  • Camarón
  • Sardinas
  • Salmón
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol
  • Grasa de pescado
  • Pimentón
  • Pimienta roja en polvo
  • Mango
  • Tomate
  • Calabaza

Alimentos que hacen crecer los glúteos:

1. Carnes magras: son aquellas proteínas que contienen 10 % menos de grasa. Estas carnes tienen un elevado contenido de proteína y poca grasa. Las carnes magras son aquellas a las que se le ha removido la mayor cantidad de grasa: pollo, pavo sin piel y carne roja. Una de las carnes magras más consumidas y con menos presencia de grasa es la pechuga de pollo y la pechuga de pavo.

Imagen creativa Getty
Alimentos ricos en melatonina y triptófano que promueven el sueño antes de acostarse. Pescado graso, salmón, kiwi, nueces, avena, leche, pavo, pollo, té de manzanilla, ciruelas pasas y jugo de cereza ácida - Foto: Getty Images/iStockphoto

2. Pescados: todos son una buena fuente de proteína. El salmón, junto con el atún, son los pecados azules más consumidos por su alto contenido de omega 3 y omega 6. También tienen un alto contenido de vitamina A y D. Los pescados ayudan a proteger el corazón y el sistema circulatorio. Tienen efectos antiinflamatorios y ayudan a la agilidad mental.

3. Lácteos descremados o bajos en grasa: estos se obtienen a partir de leche parcial, totalmente desnatada o descremada. Este tipo de lácteos ayudan a controlar la presión arterial, previenen el sobre peso y la obesidad y son los mejores aliados para los huesos.

4. Huevos: son una buena fuente de proteína. Aportan celenio, carotenoides, vitamina D, ácido fólico, calcio y biotina. El huevo favorece el desarrollo del cerebro, contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares y promueve la formación del tejido muscular.

5. Cereales integrales: lo mas recomendable es que el pan, el arroz y la pasta que se consuma sean integrales, debido a su alto contenido de fibra. Los granos ayudan a generar una sensación de saciedad lo que ayuda a mantener una dieta equilibrada y un peso corporal adecuado. Estos cereales debido a su alto contenido de fibra ayudan a mantener el equilibrio de la flora intestinal, refuerzan el sistema inmunológico y generar un sensación de saciedad.

6. Legumbres: lentejas, fríjoles, garbanzos son alimentos esenciales y deben estar presentes en la dieta. Estos contienen magnesio, calcio, fósforo, potasio, hierro y fibra. La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 10 de febrero como el Día Mundial de las Legumbres. Estos alimentos también aportan vitaminas cómo la A, la C, B6, B12 y ácido fólico.

7. Quesos: es importante consumir los que contienen menos grasa ya que aportan un mayor contenido de calcio y proteína. Es un alimento rico en vitaminas A y D que ayudan al cuerpo a absorber el calcio para mantener unos huesos y dientes sanos.